Volver a sección

| Policiales

Lo golpeó un policía y le dieron ocho puntos de sutura

Un joven sufrió un importante corte en la cabeza a raíz de un bastonazo. El chico asegura que el policía lo atacó sin ninguna razón. El policía sostiene que fue rodeado por una pandilla. La familia denunció que no quisieron tomarle la denuncia.

Un joven sufrió un importante corte en la cabeza a raíz de un bastonazo. El chico asegura que el policía lo atacó sin ninguna razón. El policía sostiene que fue rodeado por una pandilla. La familia denunció que no quisieron tomarle la denuncia.

Un joven de 24 años sufrió un gran corte en el cuero cabelludo luego de un bastonazo que le propinó un policía durante un confuso episodio registrado el fin de semana en la estación ferroviaria de Cañuelas.

El domingo a las 5 de la mañana un grupo de jóvenes que momentos antes habían protagonizado un altercado en Benito K se concentraron en el andén ferroviario.

Cuando se dispersaban, uno de los jóvenes recibió un tremendo golpe en la cabeza. Un patrullero lo trasladó al Hospital Angel Marzetti con el rostro bañado en sangre. Allí lo curaron y le efectuaron una sutura de ocho puntos. El miércoles, en tanto, le efectuaron una tomografía en un instituto privado de Lobos a causa de fuertes dolores.

La víctima es Roberto Aguilar, de 24 años, domiciliado en Libertad al 1.300.

En diálogo con InfoCañuelas, explicó que el domingo a la madrugada se dirigió a la estación en compañía de su mujer  a despedir a un amigo que había sido expulsado de Benito K y que de improviso recibió un golpe por la espalda, que lo tiró al piso. Aseguró que no hubo ningún intercambio de palabra con la policía.

El agente involucrado en el caso es Carlos Scherer, oficial con cinco años en la fuerza que no registra antecedentes de violencia.

En su informe de lo ocurrido dijo que fue rodeado por varios jóvenes que lo insultaron y que al verse amedrentado tuvo que actuar para defenderse.

Luego del episodio se inició un sumario interno para determinar si la reacción del policía estuvo justificada o si cometió un exceso.

Entre tanto, la madre de Aguilar, María Rosa Casco, radicó dos denuncias penales, una por lesiones y otra por presunto delito de acción pública debido a las demoras que se habrían registrado en la comisaría para tomarle la denuncia.

Desde la comisaría respondieron que tal demora no existió porque ya había un sumario de oficio en curso.

Aguilar es empleado de una carnicería ubicada en Libertad al 50 y está casado con Cintia Elizabeth Perrotat, con quien tiene un hijo de 4 años. El miércoles, tres días después de la lesión, viajó a Lobos para practicarse una tomografía computada a causa de un fuerte dolor y un hematoma producido en la zona del impacto.

"Ahora la justicia determinará si efectivamente Scherer actuó para defenderse o si hubo algún exceso de su parte", señaló el teniente Augusto Azzola. La causa quedó en manos de la Fiscalía Nº 1 a cargo de la Dra. Ana Medina.

INFOCAÑUELAS

x