Volver a sección

| Policiales

Les quemaron la casa y ahora reclaman que la Municipalidad los ayude

Los ocupantes de las viviendas que fueron incendiadas en una revuelta popular afirman que no tienen dónde estar.

Los ocupantes de las viviendas que fueron incendiadas en una revuelta popular afirman que no tienen dónde estar.

Les quemaron la casa y ahora reclaman que la Municipalidad los ayude

 Los Andrés concentrados en la Municipalidad.

“Estamos en  la puerta de la Municipalidad, pidiendo que nos den una solución. El sábado vinieron un montón de maleantes atacándonos con piedrazos y tiros y nos incendiaron la casa. Quedamos en la calle con lo puesto”.

Quien habla es Natalia, esposa de Pablo Andrés y nuera de Marta Andrés, la dueña de las cinco viviendas que el sábado fueron incendiadas en una pueblada de vecinos. Allí viven unas 15 personas de apellido Andrés, pero son conocidas en el barrio como “Los Varela”. Se mudaron a ese lugar hace unos tres años.

La revuelta se originó a raíz del ataque que sufrió el vecino Walter Gómez el viernes a la noche. Gómez sufrió dos machetazos en la cabeza cuando fue a la casa de Los Varela a recriminarles que Popino, integrante de la familia, se había propasado con su hija adolescente. Además, los vecinos acusan a Los Varela de tráfico de drogas, usurpación de inmuebles y otros delitos. Martín, uno de los integrantes, está prófugo desde el allanamiento realizado el 8 de junio en una causa por narcomenudeo.

“Quieren que nos vayamos del barrio, pero no sabemos por qué. Supuestamente hubo una denuncia por violación, pero es todo mentira. Es un invento, no estamos notificados” dijo Natalia.

Agregó que ella vive en Levene, no en esa casa del barrio Libertad, que estaba allí circunstancialmente. “Yo estaba en el baño con mis hijos y salí en medio de las llamas. Casi nos matan a todos” sostuvo la mujer.

Los integrantes de Los Varela se mantienen frente al municipio con carteles en los que mencionan los nombres de los supuestos organizadores del ataque.

“Queremos que el municipio nos dé una ayuda porque Marta y su familia no tiene dónde vivir”, concluyó Natalia.

x