15 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 21º

Habló la joven venezolana que chocó manejando un auto robado: “Fui víctima de una estafa”

Dijo que fue engañada por una persona que le vendió el vehículo a través de Marketplace. Presentará las pruebas ante la Fiscalía local.

Uno de los chats con el vendedor.

Uno de los chats con el vendedor.

La joven venezolana María Gabriela Escalona Serfaty, de 27 años, vive su peor momento desde que se radicó en Argentina, hace seis años. El 6 de julio, mientras manejaba su Chevrolet Onix, chocó con una moto en la intersección de calles Salta y Pellegrini. Tras ser conducida a la Comisaría 1ra. le informaron lo esperable, que se le iniciaría una causa por Lesiones culposas, pero recibió una segunda noticia que la dejó estupefacta: le informaron que el auto que conducía era robado.

Tras la publicación del caso en InfoCañuelas, Escalona Serfaty se comunicó con este medio para contar que fue víctima de una estafa y que durante esta semana se presentará en la Fiscalía 2 de Cañuelas, a cargo del expediente, para entregar las pruebas que demostrarían su inocencia.

En diálogo con este medio aseguró que compró el Onix el 12 de mayo de este año a una persona que identificó como Luis Bogado, de la localidad de Verónica, partido de Punta Indio. Dijo que lo contactó por Marketplace (la plataforma de compra-venta de Facebook) y que se encontraron en la estación de servicio Axion, en la bajada de la Autopista, donde el vendedor le hizo entrega del auto a cambio de 2,5 millones de pesos que ella pagó en efectivo en el lugar. Dijo que durante la operación fue acompañada por un familiar y que espera conseguir las imágenes de las cámaras de seguridad de la Axion para validar sus dichos.

De acuerdo a los primeros datos reunidos por la policía el día del accidente, el automóvil Chevrolet Onix, dominio AB 474 PA (correspondiente a un auto de esa marca y modelo, año 2017, radicado en Tandil) tenía un dominio distinto en los cristales de las puertas traseras, las que presentaban el dominio AB 439 DW correspondientes a un Chevrolet Onix 2017 radicado en La Matanza. Al ingresar los dominios al sistema informático como así también el número de motor se pudo establecer que presentaban pedido de búsqueda activo por robo, registrado en la comisaría 1ra. de San Justo, con fecha 23 de abril de 2023.

Ya varias personas me han regañado por la manera en que compré el auto, pero lo hice inocentemente. Hasta el día del incidente no supe que era un auto mellizo. Este señor Bogado me entregó el 08 firmado, la verificación policial y el mismo día de la operación me acerqué a una dependencia policial para consultar si la matrícula estaba limpia” relató la chica.

“¿Usted cree que si yo fuera una delincuente me habría quedado en el lugar del accidente como me quedé, sabiendo que tenía algo mucho más grave que ocultar? Me jugó la inocencia, no compré el auto de esta manera por maldad. La realidad es que fui víctima de una estafa”.

María Gabriela, oriunda de Aragua, se formó como Ingeniera Agroindustrial en su Venezuela natal pero sostiene que nunca le dieron el diploma porque militaba en una agrupación estudiantil contraria a Nicolás Maduro. Llegó a la Argentina hace seis años. Primero se instaló en la ciudad de Buenos Aires, donde trabajó como remisera, haciendo traslados desde el Aeropuerto. Luego se mudó en Cañuelas, donde continuó haciendo el mismo trabajo para la remisería Libertad. En ese ínterin logró que su padre también se instalara en nuestro país (su madre falleció siendo ella una niña). Ahora está estudiando Seguridad Informática en el Instituto Técnico Argentino (ITA).

En su arribo a Cañuelas compró una camioneta prendada que pagó a lo largo de tres años. Hace unos meses se le rompió el motor y luego de una reparación se le incendió, por lo que logró cobrar el seguro. Con ese dinero más una ayuda que le dio su pareja logró comprar el Onix.

“Vi un montón de autos antes, pero ¿sabe por qué compré el Onix? Lo voy a contar porque no tengo nada que ocultar. Ese auto en promedio vale 4,5 millones. Esa persona lo venía por Marketplace a 2,5. Me explicó que el auto tenía un choquecito en el guardabarros y que por eso salía más barato. Me dije lo compro, luego le arreglo ese ladito y tengo un mejor auto por mucho menos dinero. Por eso digo que me ganó la inocencia. Ahora he perdido todos mis ahorros de seis años”.

Por último, la joven venezolana adelantó que esta semana le iniciará una demanda al vendedor, a quien no pudo contactar nuevamente porque la bloqueó en WhatsApp y redes sociales, donde asegura que sigue vendiendo vehículos.

Asimismo, dijo que se presentará ante la fiscal Norma Pippo para entregarle todos los chats y audios que intercambió con el vendedor. “Quiero limpiar mi nombre”, concluyó.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas