Volver a sección

| Policiales

Habló la hermana de Romina Ruiz Díaz: denunció que familiares de Wilvers se llevaron el auto

La mujer aseguró que el patrimonio de los tres hijos de la víctima está en riesgo.

La mujer aseguró que el patrimonio de los tres hijos de la víctima está en riesgo.

Habló la hermana de Romina Ruiz Díaz: denunció que familiares de Wilvers se llevaron el auto

A una semana del femicidio de Romina Ruiz Díaz, la hermana de la víctima denunció que los padres del detenido, Mauricio Wilvers, se llevaron el auto que permanecía guardado en la casa del barrio Peluffo, donde ocurrió el crimen.

Como se recordará, Romina murió el jueves 12 de marzo en el Hospital Marzetti como consecuencia de los puntazos de arma blanca que su marido le efectuó en el pecho y cuello, en presencia de dos de los hijos del matrimonio.

Este jueves Gisele, una de los cinco hermanos de Romina y quien se encuentra momentáneamente al cuidado de los tres niños, se presentó en la Fiscalía 1 de Cañuelas para denunciar que los suegros de la víctima se llevaron el auto, un Volkswagen Gol del año 2000, patente DKS 994. Personal de la Fiscalía les explicó que el eventual delito es un hecho independiente del femicidio, por lo que deberían buscar un abogado para resolver la situación patrimonial.

“A esta gente no le  interesa los chicos, sólo les interesa lo material. Además de llevarse el auto, ya fueron tres veces a la comisaría a pedir las llaves de la casa. Se quieren apropiar de todo. Nosotros pensamos que esas cosas tienen que quedar para los chicos, para su futuro”, dijo Gisele a InfoCañuelas.

La casa donde ocurrió el crimen.

Gisele agregó que su hermana vivía aislada, sin contacto con la familia, porque Wilvers prácticamente no la dejaba salir sola ni tampoco permitía que su familia fuera a visitarla. “Los únicos que entraban a la casa de Cañuelas eran los padres de él”, aseveró.

Por otra parte dijo que en los esporádicos contactos que tenía con su hermana ella nunca le manifestó que Wilvers le pegara, pero que la celaba en exceso y la mantenía aislada. “Pobrecita, vivía trabajando, el terreno de Cañuelas lo compraron con plata de ella y la casa se construyó con el trabajo de ella como enfermera en Ramos Mejía, porque él nunca trabajó. Muy de vez en cuando le permitía salir y ella se venía a tomar mate a mi casa. En uno de los últimos encuentros me dijo que él estaba cambiando, que la había dejado asistir a la Iglesia y que había aceptado mudarse al 28 para estar más cerca de la familia”.

El VolksWagen Gol que conducía Wilvers.

En ese sentido Gisele agregó que al momento del crimen la pareja ya estaba viviendo desde hacía una semana en una casa alquilada del km. 28. 

Sobre el inicio de la discusión que finalizó con la muerte de Romina, Gisele explicó que su hermana estaba en un sillón amamantando a su bebé cuando Wilvers comenzó a insultarla. “De la nada empezó a pelear, a insultarla de una manera terrible, le decía que no servía para nada, cosas de psicópata”.

LA SITUCIÓN DE LOS CHICOS

Los tres hijos de Romina y Wilvers se encuentran al cuidado de Gisele. “La beba casi no duerme porque tomaba la teta, así que me paso la noche acunándola. Él la encerró en el auto cuando apuñaló a mi hermana. El nene de tres años dice que a su mamá la están curando en el Hospital y el más grande ahora está más tranquilo, habla más y se comunica con nosotros”.

Los dos niños mayores, que presenciaron el crimen, se encuentran en tratamiento psicológico. El niño de 3 se despertó por los gritos y vio a su madre ensangrentada; mientras el mayor intentó interponerse. “Quiso defender a su mamá pero el padre es grandote, lo hizo volar de un manotazo. Hoy la abuela lo llamó preguntándole si quería enviarle saludos al padre, que estaba todo bien. Están enfermos”.

x