Volver a sección

| Policiales

Escándalo en el caso del preso fugado: un policía le abrió la reja para dejarlo ir

Un efectivo de la Comisaría 1ra. fue apartado por facilitar el escape. Se descubrió cuando vieron al reo tomando cerveza con amigos.

Un efectivo de la Comisaría 1ra. fue apartado por facilitar el escape. Se descubrió cuando vieron al reo tomando cerveza con amigos.

Escándalo en el caso del preso fugado: un policía le abrió la reja para dejarlo ir

 Comisaría 1ra. de Cañuelas.

El lunes 21 de septiembre InfoCañuelas reveló que un preso de la Comisaría 1ra. de Cañuelas se había fugado. Hoy se conocieron nuevos detalles del escándalo: el imaginaria que tenía la función de custodiar los calabozos le abrió la puerta para dejarlo ir porque son amigos.

El escape ocurrió el sábado a la tarde, alrededor de las 18 hs. El preso es Eliseo Ruiz Díaz, un hombre con antecedentes por escruches y hurtos, que en este caso se encontraba detenido por la portación de un arma de fuego en una pelea vecinal.

“Está completamente descartado que se haya escapado por algún hueco, reja o algo parecido. No había chance. Salió de la comisaría caminando” dijo a InfoCañuelas una fuente oficial.

El nombre del policía no trascendió, pero sí se confirmó que ya fue apartado de sus funciones. La Fiscalía 2 aún no lo imputó de ningún delito porque falta reunir elementos de prueba. 

Ayer, por orden de la UFI 2, se hizo una visita a los vecinos y comercios que están ubicados frente a la Comisaría, con el propósito de solicitar registros de cámaras de seguridad. Dado que la Comisaría no tiene un sistema de video interno, se intenta determinar el horario exacto de la fuga. En los próximos días el expediente será elevado a La Plata ya que las fiscalías locales no pueden instruir causas contra personal policial.

Lo que más sorprende es que Ruiz Díaz ni siquiera habría sobornado al centinela. “No estamos hablando de un pirata del asfalto o un narcotraficante con poder económico para pagar un soborno. Tampoco un estratega. Era un preso de muy escasos recursos. El policía le abrió la puerta porque son amigos. Todos los demás presos declararon eso” agregó la fuente.

El lunes trascendió que la fuga se había descubierto al hacer el habitual recuento de los 7 u 8 presos alojados en la Comisaría 1ra. Ahora se conoció otra versión: que Ruiz Díaz fue visto por personal policial tomando una cerveza con amigos en un barrio. Quizá no se contuvo y decidió festejar el Día de la Primavera a la vista de todos. Fue entonces cuando se hizo el recuento y se verificó su ausencia. Por norma el conteo se deben hacer todos los días e incluso más de una vez por jornada, algo que en la práctica no sucedía. El último “pase de lista” se había realizado el viernes.

Respecto al policía, se supo que es un efectivo de Cañuelas, de la camada formada en pocos meses de instrucción durante la última etapa del gobernador Daniel Scioli o en el inicio de la gestión de María Eugenia Vidal. Tiene varias sanciones y llamados de atención por inasistencias e ingresos fuera de horario.

El escándalo seguramente traerá consecuencias para los jefes policiales del distrito. La pérdida del arma reglamentaria y la fuga de un preso son dos de las situaciones que la superioridad no perdona y que Asuntos Internos suele castigar con severidad.

El hecho también podría tener consecuencias administrativas. Hace unos años el juez Martín Miguel Rizzo prohibió el alojamiento de detenidos en la Comisaría 1ra. porque los calabozos no reunían las condiciones mínimas de habitabilidad. Incluso llegó a ordenar el retiro de una puerta de reja cuando se enteró de que su orden no había sido acatada. Con el tiempo los calabozos volvieron a utilizarse porque no queda otro remedio: los Destacamentos no tienen capacidad y las cárceles están colapsadas.

x