Volver a sección

Policiales

Entradera en una vivienda del barrio Las Rosas

Tres delincuentes redujeron a una empleada doméstica en momentos en que los dueños no se hallaban en el lugar. Se llevaron electrodomésticos y dinero.

 Así quedó la habitación principal de la casa.

Un hecho de inseguridad alteró la tranquilidad del residencial barrio Las Rosas, en la ciudad de Cañuelas. 

Este miércoles, poco después del mediodía, tres delincuentes ingresaron a la vivienda de Carlos Alberto Bonavita, ubicada en la calle Raggio (continuación de Belgrano). Habrían accedido por una ventana mientras que un cuarto permaneció en la calle, haciendo de campana.

Los malvivientes sorprendieron a la empleada doméstica, que se hallaba en el lavadero. Tomaron un cuchillo que encontraron al paso y la amenazaron pidiéndole dinero. "Al principio pensaron que ella era la dueña de la casa. Cuando se dieron cuenta de que no era así, empezaron a preguntar quiénes vivían ahí, si había alguien más en la casa y cuándo volvían", dijo Bonavita a InfoCañuelas.

Habitualmente a esa hora se encuentran en la casa la esposa de Bonavita y su pequeño hijo de 5 años. "Por esas casualidades habían ido a una jornada en Smata y gracias a eso no tuvieron que vivir esta situación", agregó la víctima, que es comerciante, hijo del ex propietario del Supermercado Dumbo.

Tras maniatar a la empleada en un baño, inmovilizándola con medias, dieron vuelta todas las habitaciones de la casa, de dos plantas. En mitad del robo comieron tarta y jamón de la heladera, y tomaron Coca Cola.

Finalmente, usando una valija del domicilio, se llevaron una play station, alhajas, algo de dinero y otros elementos que la familia aún no pudo determinar, ya que el desorden fue general.

Cuando la empleada ya no los escuchó, se aflojó las ataduras y solicitó auxilio en una casa vecina.

INFOCAÑUELAS