Volver a sección

| Policiales

En medio de una transmisión en vivo, vecinos incendiaron una casa del barrio La Unión

Es la vivienda de un hombre al que acusan de abusar y matar a una adolescente que murió en 2020. La causa está caratulada como suicidio.

Es la vivienda de un hombre al que acusan de abusar y matar a una adolescente que murió en 2020. La causa está caratulada como suicidio.

En medio de una transmisión en vivo, vecinos incendiaron una casa del barrio La Unión

Vecinos del barrio La Unión atacaron una vivienda de la calle Mosconi, donde vive el tío de Melani Marisol Brescia, la adolescente que murió el 29 de abril de 2020 a causa de un presunto suicidio, según lo determinado hasta el momento por la investigación penal a cargo de la fiscal Norma Pippo.

La mamá de Melani sostiene que su hija no se quitó la vida sino que fue ahorcada por su tío con el objetivo de encubrir un episodio previo de abuso sexual. 

En medio de la segunda transmisión en vivo que Crónica TV realizó desde el lugar, un pequeño grupo de personas hizo justicia por mano propia generando un principio de incendio en la vivienda del apuntado como culpable, lo que motivó la intervención de la policía y de los Bomberos Voluntarios.

Además, se escucharon nuevas acusaciones hacia el hombre, entre ellas que enterró un cadáver en el patio de su casa y que acumula tres causas por violación. “No las vimos, pero eso es lo que se dice”, manifestaron los denunciantes ante las cámaras.

Por disposición del fiscal Lisandro Damonte, titular de la UFI 1, se inició una causa por Averiguación de ilícito, siendo identificados algunos de los que participaron en la revuelta.

Por otra parte, teniendo en cuenta que en el programa se expresaron reiteradas burlas y frases desubicadas que afectaron la investidura de la fiscal, una posibilidad es que decida apartarse para que otro fiscal continúe con la instrucción.

Melani y su mamá, Viviana.

LOS ANTECEDENTES DEL CASO

Melani Marisol Brescia, de 13 años, solía concurrir a la casa de sus tíos, en la calle Mosconi, para cuidar a su primo durante la noche y parte del día mientras los padres del menor trabajaban. El 29 de abril el chico se topó con el cuerpo de su niñera ahorcado en la cocina.

La respuesta que encontró la justicia en ese momento es que la víctima tenía una mala relación con su padrastro y que estaba enojada con su mamá porque no la dejaba ir a vivir con su hermana mayor en Virrey del Pino, aunque en la escena no había ninguna carta ni esquela explicando su decisión.

En febrero de este año Viviana, la mamá de Melani, habló con InfoCañuelas planteando una hipótesis totalmente distinta. Consideró que su hija fue asesinada por el tío para encubrir una violación. Para sostener su hipótesis aseguró que el primito que estaba al cuidado de Melani les comentó a sus amigos que vio a su papá encima de ella jugando con un almohadón y poniéndole una soga en el cuello. “Lo cuenta como si fuera un juego o una película pero yo estoy segura de que eso es lo que vio. Lamentablemente nunca lo llamaron a declarar. Quiero que por favor la fiscal Norma Pippo me escuche y lleve a ese nene a Cámara Gesell” reclamó Viviana.

A partir de esa entrevista en InfoCañuelas la abogada Gisela Miraglia, ex presidenta de la Asociación de Abogados de Cañuelas, se acercó a Viviana para colaborar con ella en forma ad honórem. La UFI le dio turno para que esta semana pueda tomar contacto con la causa para interiorizarse de su contenido (debido a la pandemia los abogados no pueden consultar los expedientes cualquier día sino que deben hacerlo mediante un sistema de turnos que a veces demora las vistas más de un mes).

Ante una consulta de InfoCañuelas el secretario de la UFI 2, Pablo Ober, explicó que el resultado de la autopsia preliminar no detectó ningún signo de abuso sexual y que la muerte fue causada por “un paro cardiorrespiratorio por asfixia mecánica compatible con una soga”. En cuanto a la pericia química y análisis de vísceras, dijo que el resultado suele demorar dos años, un tiempo que no fija la Fiscalía sino el departamento de peritos de La Plata.

“En la casa donde estaba el cuerpo no hubo ninguna carta pero sí hubo comentarios de la víctima hacia una hermana diciendo que se quería quitar la vida por problemas familiares”, añadió Ober.

Sobre la posibilidad de someter al niño a Cámara Gesell Ober no lo consideró prudente. “No pensamos que sea necesario porque no hay elementos que apunten a un asesinato”. También destacó que la mamá de la víctima fue recibida en varias ocasiones y que siempre se la escuchó.