Volver a sección

| Policiales

El Caso Santa María en el programa de Mariana Fabbiani

La mamá de la alumna que denunció a un sacerdote por abuso sexual brindó una extensa entrevista. Su abogado volverá a solicitar la detención del catequista.

La mamá de la alumna que denunció a un sacerdote por abuso sexual brindó una extensa entrevista. Su abogado volverá a solicitar la detención del catequista.

El Caso Santa María en el programa de Mariana Fabbiani

La denuncia de abuso sexual contra un catequista del colegio Santa María de Cañuelas ocupó ayer gran parte del programa “El Diario de Mariana”. Con un móvil en vivo desde la plaza San Martín, Patricia Martínez -mamá de una de las denunciantes- brindó una extensa entrevista en la que relató pormenores del caso y los padecimientos posteriores de su hija.

Patricia relató que hace unos días la niña, de 14 años, fue internada en el Hospital Garrahan con convulsiones que fueron interpretadas como una secuela del trauma vivido. “Le hicieron varios estudios y orgánicamente descartaron todo. Es una somatización”, expresó la mujer.

Además, explicó que su hija bajó 10 kilos y que sigue padeciendo el “olor” y el “contacto” del sacerdote, al punto que cuando se baña se friega fuertemente en el cuello, donde recibió besos.

Si bien destacó el apoyo del fiscal Lisandro Damonte, cuestionó la labor del juez de Garantías Martín Rizzo y también la actitud del Obispo, Gabriel Barba, que tomó una posición de protección hacia el sacerdote denunciado. Del mismo modo, cuestionó a la institución por haber encubierto el caso: “Cuando el sacerdote se fue les dijeron a los padres que eran muy bueno y que lo necesitaban para trabajar en Laferrère”.

Patricia estuvo acompañada por su nuevo abogado, Juan Manuel Fontana, integrante del estudio de Rodolfo Baqué. El letrado adelantó que en los próximos días volverá a pedir la detención del sacerdote, denegada el 23 de noviembre por el juez Rizzo.

“Estamos en la etapa de instrucción. Vamos a intentar demostrar lo que se viene sosteniendo hace unos meses. Hay elementos para que el fiscal vuelva a pedir la detención y el juez de Garantías haga lugar a ese pedido”, dijo.

“Pensamos que hay riesgo de fuga y entorpecimiento judicial. Nos sorprende muchísimos que el juez no haya hecho lugar a la detención porque la pena en expectativa es muy alta, es un delito sexual agravado por su condición de sacerdote”, añadió.

x