Volver a sección

| Policiales

El avión siniestrado el 14 de abril sufrió una “pérdida de control” volando a 50 metros

Así lo señala el informe básico de la Junta de Seguridad en el Transporte. Es la misma causa del accidente ocurrido en 2020.

Así lo señala el informe básico de la Junta de Seguridad en el Transporte. Es la misma causa del accidente ocurrido en 2020.

El avión siniestrado el 14 de abril sufrió una “pérdida de control” volando a 50 metros

 El siniestro del 14 de abril provocó dos muertes.

“En un vuelo de evaluación para la obtención de una licencia de Piloto Privado de Avión (PPA), durante la realización de maniobras en las proximidades del aeródromo, la aeronave experimentó una pérdida de control en vuelo con posterior impacto contra el terreno”. 

Con esas palabras la Junta de Seguridad en el Transporte (JST) del Ministerio de Transporte de la Nación resumió lo ocurrido el 14 de abril a las 12.30 hs., cuando un avión de la Escuela 18 Cañuelas se estrelló en cercanías de la academia provocando la muerte instantánea del estudiante Juan Pablo Rodríguez Montenegro (34), que iba al mando de la aeronave, y el examinador de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) Ángel Mario Cerreia Varale (62). 

El informe preliminar agrega que el avión marca TECNAM modelo P2002 matrícula LV-S008, de 2250 kg, volaba a 167 pies (unos 50 metros) cuando sobrevino la caída, a los 10 minutos del despegue.

En cuando al punto del impacto, ocurrió en las coordenadas 35° 07' 03” S / 58° 43' 25” W, en el interior de un campo vecino situado a 500 metros del extremo de la pista. En el término de un año podría estar concluido el informe definitivo en el que se buscará explicar qué causó esa “pérdida de control en vuelo”.

Como lo reveló InfoCañuelas, el siniestro ocurrió cuando Rodríguez Montenegro -observado por Cerreia Varale- piloteaba la aeronave rindiendo examen en su último vuelo de antes de obtener el título de piloto privado, luego de casi dos años de entrenamiento. En un momento el inspector de la ANAC redujo la potencia del avión para simular una situación de emergencia. Previamente el estudiante había dado el examen teórico, con un puntaje de 91/100.

La investigación penal del siniestro caratulada preventivamente como “Doble homicidio culposo” se encuentra a cargo de la Dra. Norma Pippo, titular de la UFI 2 de Cañuelas. La fiscal deberá determinar si el hecho fue totalmente accidental o si hubo deficiencia en la instrucción o negligencia en el mantenimiento de la aeronave.


CAUSA REPETIDA

La causa del siniestro citada por la JST (“pérdida de control en vuelo”) es la misma que figura en el informe preliminar del accidente ocurrido el 31 de enero de 2020, cuando otro Tecnam modelo P2002, matrícula LV-S014, se estrelló en las inmediaciones de la pista, provocando la muerte instantánea del instructor Facundo Zubiría (34) y de su acompañante, el alumno colombiano Cristian Anzola (18). 

En esa oportunidad el desplome ocurrió cuando la máquina acababa de despegar y volaba a 112 pies (34 metros).

PÉRDIDA DE CONTROL Y FALLA DE INSTRUCCIÓN

La JST acaba de publicar un informe estadístico del período 2016-2020 titulado Temas de Observación Permanente (TOP) en el que identifica y desarrolla distintos puntos clave para la seguridad operacional del sistema aeronáutico argentino.

Allí destaca que la “pérdida de control en vuelo” (Loss Of Control In Flight, LOC-I por sus siglas en inglés) es la segunda causa más frecuente de accidentes de aviación pero la primera si se mide en términos de muertes producidas.

El informe comienza señalando que “La deficiencia en la instrucción de pilotos es uno de los factores más repetidos en los accidentes investigados por la JST en el período 2016-2020. De los 245 sucesos investigados en la aviación general, un 21% ocurrieron en el marco de operaciones de instrucción.”

“Analizando específicamente los accidentes, se encuentra que las dos categorías principales son LOC-I (pérdida de control en vuelo) y ARC (contacto anormal con la pista), dos aspectos estrechamente relacionados con la competencia técnica de los pilotos.”

“La pérdida de control de una aeronave en vuelo (Loss Of Control In Flight, LOC-I) es la condición operacional desencadenante de accidentes fatales identificada con mayor frecuencia por las investigaciones de la JST y constituyen uno de los tipos de accidentes de prevalencia en la aviación a nivel mundial. OACI ha definido incluso esta categoría como una de las de mayor preocupación. En el sistema aeronáutico argentino, este tema se ve potenciado por las deficiencias en la instrucción en la aviación general, que es en otro de los TOP de la JST.”

“En la aviación general en la Argentina, en el período 2016-2020, el 18% de los accidentes investigados por la JST estuvieron relacionados con esta categoría. Esto ubica a LOC-I, estadísticamente y en términos de ocurrencia, como la segunda categoría más recurrente de accidentes en la aviación general.”

“Además, sobre un total de 31 accidentes fatales en el mismo período, 15 fueron por pérdida de control en vuelo, es decir, prácticamente la mitad de los accidentes fatales estuvieron relacionados con LOC-I. La conclusión es que LOC-I es la segunda categoría más recurrente, pero es por amplia diferencia la que mayor número de sucesos fatales contiene”.

x