Volver a sección

Policiales

Denuncian otro caso de abuso, ahora en Villa Hunter

El padre de un nene de 8 años libra una batalla legal para lograr que la justicia detenga al tío del menor. El hecho denunciado ocurrió cuando el niño vivía con su madre.

 

Cuando todavía flota la indignación por la muerte de Bianca Xiomara Godoy -presuntamente violada y asesinada por su madre y su concubino- se dio a conocer un nuevo caso de abuso sexual. La víctima es un niño de 8 años que actualmente vive con su papá en Moreno y que a principios del año pasado fue abusado por su tío en la casa materna de Villa Hunter, en Máximo Paz.

El denunciante, Humberto Del Moral, mantuvo una comunicación telefónica con InfoCañuelas para dar a conocer el caso y denunciar la inacción de la justicia penal de Moreno.

El hombre (que se encuentra separado de su ex mujer desde hace unos cinco años) relató que el 25 de mayo de 2018 su hijo comenzó a vivir con él debido a una situación violencia en el hogar materno, ubicado en la calle República Argentina de Máximo Paz.

“Lo traje a vivir conmigo porque lo maltrataban y lo golpeaban. Salió un régimen de visita a favor de la madre, que ella nunca cumplió. Se firmó el 12 de octubre y después de eso se lo llevó sólo dos veces. Como ella desaparecía, cambiaba el teléfono y no tenía cómo ubicarla, en la Defensoría de Moreno me dijeron que hiciera valer la palabra del nene, que decía que no quería ir con la madre” explicó el padre.

A partir de la convivencia con su papá, el nene comenzó a ganar confianza y fue así que días antes de Navidad le contó una situación de abuso que sufrió cuando tenía 7 años. “Me dijo que se estaba bañando en la casa de la madre, donde también viven el padrino y un tío de mi hijo. La madre vive en una planta alta y hay un solo baño en la planta baja. En un momento mi hijo gritó pidiendo una toalla, ahí entró el tío, lo manoseó y le dijo que no tenía que decirle nada a nadie, que era un secreto entre ellos dos. Se puso a llorar y me dijo que no me lo había contado antes porque pensaba que yo no le iba a creer”.

La denuncia por ese hecho se encuentra radicada en la Fiscalía 2 de Moreno-General Rodríguez, a cargo de la Dra. Carina Saucedo; y en el Juzgado de Garantías 2 del Dr. Gabriel Castro. 

La justicia dispuso una pericia en el cuerpo médico General Rodríguez, que determinó que no había existido penetración; y una pericia psicológica con Norma Matilde Finocchi, quien determinó que existían “vestigios” de abuso. No conforme con ese resultado Del Moral pidió una nueva pericia, realizada por Andrea Gallo, que arribó a una conclusión similar.

“Lo que dijeron estas psicólogas es que mi hijo tiene vestigios de ser un niño abusado pero que no encuentra argumentos sólidos para pedir la detención. Concluyeron que hay pequeños rasgos que indican que fue abusado. Lo que les dije es: ¿Entonces mi hijo fue medio abusado y medio tocado?”.

Ante su insistencia intervino el Servicio de Niñez y Adolescencia de Paso del Rey-Moreno, que determinó que era “un nene abusado”. Lo mismo determinó el Programa Prevención de Violencia Familiar (PREVI) de Moreno, donde está recibiendo atención permanente.

Del Moral lamenta que la Fiscalía 2 y el Juzgado de Garantías 2 no hayan solicitado la detención del tío, que sigue residiendo en Máximo Paz. “Como el delito denunciado ocurrió en Máximo Paz, posiblemente se declaren incompetentes y giren la causa a Cañuelas, lo que va a generar una nueva demora en el expediente”.

Entre tanto, Del Moral mantiene el pedido de prohibición de acercamiento perimetral para el tío y solicitó ante el Juzgado de Familia Nro. 1 de Moreno la tenencia completa porque enviarlo a la casa de la mamá implica dejarlo en cercanía del abusador, que vive bajo el mismo techo.

Además, Del Moral denuncia que ha recibido amenazas por parte de la familia materna, lo que atribuye a sus denuncias en la justicia de Moreno.