Volver a sección

| Policiales

Crean una escuela de Policía Rural y evalúan a Cañuelas como una de las sedes

La intendente Marisa Fassi se reunió con el superintendente del área, comisario General Fernando Arrubia.

La intendente Marisa Fassi se reunió con el superintendente del área, comisario General Fernando Arrubia.

Comisario General Fernando Arrubia

 Fernando Arrubia. Archivo InfoCañuelas.

La intendenta Marisa Fassi recibió este viernes al superintendente de la Policía Rural de la Provincia, comisario General Fernando Arrubia, quien anunció la inminente creación de una Escuela de Policía Rural que comenzará a funcionar en el 2021 por impulso del gobernador Axel Kicillof y el ministro de Seguridad Sergio Berni.

Esta nueva escuela policial tendrá por objeto atender la formación específica en temas relacionadas al delito rural y las particularidades de la producción agropecuaria.

Durante el encuentro, Arrubia anunció la posibilidad de que Cañuelas pueda ser una de las sedes de la futura escuela, concretamente para el desarrollo de las prácticas y tareas de campo. Esta posibilidad quedó en agenda para ser analizado en futuros encuentros.

Palumbo y Arrubia con la intendente Marisa Fassi.

De la reunión llevada a cabo en el Palacio Municipal también participaron el jefe de Gabinete Fernando Jantus y el director Académico de la Escuela de Policía Rural, Marcelo Palumbo.

Cabe recordar que Cañuelas ya fue sede de la escuela de formación policial creada durante la gestión del gobernador Daniel Scioli y discontinuada durante la gestión de María Eugenia Vidal. Además, Cañuelas tiene una importante tradición de colaboración entre la Policía Rural y la Sociedad Rural (SRC), que cede sus instalaciones para el funcionamiento de la misma.

Arrubia es un gran conocedor de la zona ya que hasta 2016 integró la plana policial de Cañuelas. Posteriormente fue designado en la jefatura Departamental de San Vicente.

Siendo jefe de la Departamental quedó en el centro de la polémica por haber ordenado al personal de Cañuelas tomar fotos de los manifestantes que asistían a la marcha nacional del 1A, realizada el 1 de abril de 2017 en apoyo a la democracia y al gobierno de Mauricio Macri. La actitud de los policías fue duramente repudiada por la concejal Carolia Torrilla. “Tendría que estar contenta de que vigilamos la marcha para que transcurriera tranquila y que no vino ningún insano a molestar” le respondió Arrubia.

En mayo de 2019 fue ascendido a comisario General y luego “sonó” como nuevo jefe de la Policía Bonaerense, pero finalmente asumió en la estratégica Superintendencia de Prevención de Delitos Rurales, quedando a cargo de 2.600 efectivos distribuidos en 106 dependencias del área (los llamados Comandos de Prevención Rural) y diez Coordinaciones con sede en diferentes distritos.

x