Volver a sección

Policiales

Buscan frenar la ola de entraderas en la ciudad

Arrieta se reunió con integrantes de la cúpula policial. Se acordó modificar las cuadrículas y reforzar la vigilancia en puntos críticos. Contactos con Ritondo.

 Filito y Arrieta.

En medio de una violenta sucesión de entraderas con epicentro en el barrio Los Aromos, el intendente Gustavo Arrieta se reunió este viernes con tres integrantes de la cúpula policial: el jefe de Departamental San Vicente, comisario Inspector Oscar Frías; el segundo jefe, comisario Inspector Juan Sosa; y el titular de la Policía Comunal de Cañuelas, comisario Claudio Filito.

Además de analizar el accionar de la banda, se acordó implementar desde este viernes a la noche "una orden de servicio ampliada, una reprogramación inmediata de los recursos y una reasignación de cuadrículas conducidas por una coordinación única", según se informó desde el municipio.

También se decidió poner en marcha un “operativo blindaje” en los accesos y zonas específicas con la actuación de todas las fuerzas locales más los refuerzos de Infantería, Caballería, Grupo de Apoyo Departamental, Grupo de Policía Motorizada, Inteligencia y DDI.

Durante la mañana Arrieta se comunicó telefónicamente con el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, y con el titular de la Superintendencia General de Policía, comisario General Fabián Perroni. "Ambos se interiorizaron de la problemática actual y pusieron a disposición todos los medios y sistemas operativos extraordinarios con el objetivo de que la población de Cañuelas recobre la tranquilidad" añadieron desde el Ejecutivo.

En los últimos quince días se registraron al menos cuatro entraderas violentas en el barrio Los Aromos y alrededores, las que tuvieron un común denominador: fueron cometidas por cuatro delincuentes jóvenes sumamente agresivos, vestidos de negro, que inmovilizan a sus víctimas con precitos. En el último caso registrado el jueves a la noche torturaron a una de las víctimas aplicándole una plancha caliente en el rostro. Otro de los asaltados fue apuñalado en un glúteo.

Un dato sugestivo es que esta ola de episodios violentos coincide con el cambio de autoridades en la Comisaría 1ra. de Cañuelas. El nuevo titular, subcomisario Claudio Monterroso, no participó en la reunión de esta tarde con el intendente y los mandos policiales.

Pasado el mediodía una banda de cuatro delincuentes (tres de los cuales lograron huir) fue interceptada en General Belgrano. Los rumores indicaron se trataba del mismo grupo que actúa en Cañuelas, pero con el correr de las horas esa versión fue desmentida.