Volver a sección

| Información general

Uribelarrea: denuncian intento de usurpación de un lote destinado a un jardín maternal

En los ´90 fue cedido a un vecino que nunca lo utilizó y por eso en 2018 el municipio lo desadjudicó para afectarlo al uso público.

En los ´90 fue cedido a un vecino que nunca lo utilizó y por eso en 2018 el municipio lo desadjudicó para afectarlo al uso público.

Uribelarrea: denuncian intento de usurpación de un lote destinado a un jardín maternal

 En 2018 se colocó un cartel anunciando el proyecto.

En un terreno que hace tres años fue destinado a la construcción de un jardín maternal en la localidad de Uribelarrea se acaba de producir un intento de usurpación, según denunciaron vecinos de esa localidad a InfoCañuelas.

Se trata de una parcela de 15 x 40 m localizada en la calle San José entre Don Bosco y Miguel Uribelarrea, a unos 300 metros de la estación ferroviaria. Los datos de la nomenclatura catastral son Circunscripción IV, Sección A, Manzana 42, Parcela 30, Partida 26570.

En los últimos días los vecinos observaron a personas que ingresaron a cortar el pasto e hicieron modificaciones en el cerco, con el evidente objetivo de ocuparlo.

¿Pero cómo surgió el proyecto de hacer un jardín maternal municipal en ese lugar? 

En la década del 90 la Municipalidad de Cañuelas tomó posesión de más de 50 lotes vacantes de Uribelarrea y los distribuyó entre familias necesitadas para dar solución a una problemática habitacional y de permanencia en la localidad, otorgándolos mediante tenencia precaria en los términos del decreto 917/94.  Uno de esos 50 lotes fue cedido al vecino José Moreda en carácter de tenencia precaria.

La parcela 30 que el municipio destinó a un jardín maternal.

En el decreto de cesión se advertía que las parcelas se otorgaban por cinco años y que el municipio se reservaba el derecho de reclamarla antes de cumplido ese plazo si surgieran “prioridades de uso comunitario”.

En el artículo tercero se aclaraba que el beneficiario se obligaba al pago regular de las tasas del inmueble y que “sólo podrá utilizar el terreno para vivienda propia y de su grupo familiar conviviente (…) con renuncia absoluta a cualquier otro destino”.

En marzo 2018, gracias a una denuncia periodística, se supo que el terreno cedido a Moreda -que no podía venderse ni alquilarse- tenía un cartel de venta de la Inmobiliaria Cesteros. Además, acumulaba una deuda municipal por tasas de $ 9.554,25. Motivos más que suficientes para anular la cesión y devolverlo al patrimonio público.

A partir de esa denuncia en la prensa, el 8 de mayo de 2018 el departamento legal del municipio elevó un informe a la jefa de Gabinete, Marisa Fassi, en el que se explicaba que “El beneficiario incumplió el fin social de la tenencia precaria de la tierra y le dio un fin comercial. Ante el incumplimiento de la finalidad social de la entrega de posesión realizada en la década del 90, el gobierno municipal iniciará acciones legales correspondientes para recuperar la tenencia del inmueble”.

“Informamos que dicho lote jamás fue utilizado como vivienda. En el mismo se encuentra una chatarra abandonada, con aspecto de haber sido un colectivo. Los vecinos linderos nos informan que nadie habitó el mismo ni tomó posesión del bien. Como es de público conocimiento, hace varios días se puso a la venta con cartel de una inmobiliaria muy conocida de nuestra ciudad” señala el texto elaborado por los abogados del municipio.

En los últimos días hubo movimientos de limpieza.

En ese momento se inició el expediente administrativo Nro. 4017-15259/18 caratulado ´Incumplimiento de comodato, trámite de desadjudicación´. Posteriormente se realizó la notificación del decreto 0249/18 que ordenó dejar sin efecto el comodato del inmueble, la caducidad del mismo y la desadjudicación de la tenencia precaria.

¿Qué pasó desde entonces? Los trascendidos indican que en el allanamiento que Gendarmería realizó en el municipio en agosto de 2018 (ordenado por el Juzgado de Garantías 8 en el marco de la causa 2732/18 por Malversación de caudales públicos, derivada de la investigación por los médicos truchos) la justicia incautó varias cajas de documentos, entre ellos el expediente "Moreda". Esa documentación continúa secuestrada por el Juzgado Federal de Lomas de Zamora. Asimismo, el cartel que se colocó en 2018 anunciando la construcción del Jardín Maternal se fue deteriorando hasta que la Delegación Municipal lo retiró, sin remplazarlo.

Hace unos días los vecinos de la cuadra vieron movimientos en el lote que fuera desadjudicado para uso público y aseguran que quienes están ingresando al predio son familiares de Moreda.

Voceros municipales indicaron que por indicación de la directora de Tierras, Lorena Lasa, ya se ordenó la confección de un nuevo cartel que indica la propiedad municipal de esa tierra y su destino a la construcción del primer jardín maternal de la localidad. En paralelo, se estaría buscando reconstruir la documental que acredite el derecho municipal sobre el bien.

x