Volver a sección

Información general

Una fábrica no puede sacar su producción

Los dueños de la firma de chacinados Ponce, ubicada en el kilómetro 72 de la ruta 3, luchan día a día para poder trabajar. Los caminos y canales están sin mantenimiento desde hace veinte años. Un video muestra la realidad que sufren los pobladores de la zona.

 Don Roberto Ponce, maniobrando en el barro.

"Estamos con muchos problemas. Para poder sacar la mercadería tenemos que hacer varios viajes porque de lo contrario los vehículos se encajan, pero de esa manera rompemos cada vez más. Estamos a punto de sacar la mercadería con el tractor lo que significaría destrozar aún mas el camino" relató Silvina Ponce, integrante de la familia que dirige la histórica fábrica de chacinados de Cañuelas.

Fundada hace más de tres décadas por Roberto, Azucena, Javier Germán y Silvina, la fábrica se encuentra ubicada en la zona de la ruta 3, kilómetro ´72. Para trasladar los embutidos hacia el local de ventas ubicado en el centro de Cañuelas tienen que atravesar unos 10 kilómetros por tierra. El camino se encuentra cortado en varios puntos, con profundos huellones a lo largo de todo su recorrido.

"Estamos muy angustiados. Mi padre, que tiene 73 años, está muchísimas horas trabajando arriba del tractor. Se pasa el día mirando el cielo y siguiendo el pronóstico. No sabemos qué hacer. Le ponemos nuestro mayor esfuerzo pero no alcanza", agregó Silvina.

En los últimos años la propia familia se ocupó de reparar el camino de acceso, comprando tosca y piedra. Pero lo que hace falta es un trabajo de fondo con maquinaria adecuada.

Los lugareños aseguran que desde hace veinte años no se observa un trabajo de mantenimiento profundo por parte de la Municipalidad y Vialidad Provincial. Tampoco se realizó ningún dragado preventivo de los canales aliviadores.

"La solución está en otras manos, no en las nuestras. Lo que nos extraña es que cuando vamos a pedir soluciones la respuesta es que no tienen maquinarias. Es una respuesta totalmente insólita porque durante años vimos filas interminables de máquinas estacionadas frente a la plaza San Martín", concluyó Silvina.

Los embutidos elaborados por la familia Ponce son los que elige el intendente Gustavo Arrieta para homenajear a los políticos y artistas que visitan el partido de Cañuelas. ¿Se acordaré el intendente de "homenajear" a los que trabajan en el campo devolviendo las tasas en reparación de caminos? 

INFOCAÑUELAS