21 de junio. Cañuelas, Argentina.

weather 15º

Un vecino pide que PAMI le dé un teléfono celular para ayudar a los abuelos a tramitar sus recetas

Propone ayudar en forma ad honórem a los afiliados que no saben manejar el correo electrónico.

Hasta fines de 2021 los jubilados podían comunicarse con sus médicos de cabecera a través del WhatsApp para solicitar recetas de medicamentos. Es una modalidad que se implementó durante la pandemia y que fue una gran ayuda para los abuelos. En el inicio de 2022 esta situación cambió: algunos profesionales dejaron de utilizar el WhatsApp obligando a los afiliados a enviar los pedidos a través del mail. El problema es que muchos de ellos no saben utilizar el correo electrónico o no tienen familiares que puedan ayudarlos en ese trámite.

Hace unos días esta situación se visibilizó a través de InfoCañuelas, generando muchos comentarios de adhesión. Incluso, el jefe de la delegación local de PAMI, Cristian Aristegui, reconoció que el WhatsApp era la mejor herramienta.

“Es mucho mejor el sistema de WhatsApp para agilizar todo el proceso” dijo, aunque advirtió que “No puedo obligarlos a los médicos a usarlo”.

“Durante la pandemia se les pidió a los profesionales que se manejaran de esa manera. Pasada la pandemia algunos dijeron que querían manejarse por mail, como es el caso de las Dras. Rasquetti y Fabrizi, que son las únicas que no quieren usar el WhatsApp. Son los menos; todos los demás se siguen manejando como antes. El afiliado de última puede pedirle ayuda a las secretarias o puede apelar a algún familiar” añadió el funcionario.

En respuesta a esos cuestionamientos la Dra. Fabrizi envió un comunicado a InfoCañuelas en el que aclaró que se vio forzada a dejar de lado el WhatsApp debido a la gran cantidad de mensajes que recibía por todo tipo de cuestiones.

“Recibía aproximadamente 300 mensajes diarios y esto se prestaba a confusión porque cuando se enviaba el mensaje, se daba por sentado que yo lo había leído y tenía que resolver la consulta en forma inmediata. No sólo se utilizó para pedir recetas sino para consultas como si fuese una línea 911” dijo. 

Fabrizi aclaró además que el mail no es la única vía disponible y que los afiliados pueden solicitar las recetas en forma personal en su consultorio de calle Mitre 468, los lunes, miércoles y viernes de 13.30 a 15.30.

UN VECINO PROPONE AYUDAR

Ante esta situación suscitada en PAMI, el vecino Juan Carlos Mariscotti -ex administrador del Hospital Ángel Marzetti- propuso que PAMI le dé un teléfono móvil para recibir los pedidos de los jubilados y reenviarlos al mail de la Dra. Fabrizi.

“Hasta que las partes (PAMI y Dra. Fabrizi) encuentren una solución,  Marisa Cinquemani y yo nos ofrecemos ad honórem a tratar de solucionar provisoriamente este gran problema para los abuelos. Que PAMI nos suministre uno o dos celulares y nosotros lo retransmitimos por e-mail a la Dra. Fabrizi. Otra cosa no se nos ocurre” dijo Mariscotti en un posteo en redes sociales.

“La Dra. Fabrizi es re macanuda y tiene cierta razón en lo que dice, pero los abuelos no manejan mail y es necesario que alguien los ayude. Si no doy abasto, seguramente se sumará más gente a ayudarnos”, concluyó Mariscotti.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas