Volver a sección

Información general

Un proyecto de Cañuelas entró al Senado provincial

El senador Sebastián Galmarini (Frente Renovador) replicó una iniciativa de Gustavo Casamayouret que reclama análisis semestrales del agua por parte de las distribuidoras.

 Casamayouret. Foto archivo.

En mayo pasado el concejal massista Gustavo Casamayouret pidió que la empresa ABSA incluya en sus facturas, en forma semestral, el resultado del análisis físico químico y bacteriológico de las muestras tomadas en el casco urbano; como así también la frase "Agua apta para el consumo humano".

Dicho proyecto -que aún se encuentra en estudio en las comisiones del Concejo Deliberante local- busca presionar a ABSA para que reconozca las verdaderas condiciones del agua que suministra a sus clientes, ante la sospecha de que el fluido no es potable por sus niveles de nitratos y arsénico.

Esta semana el senador provincial Sebastián Galmarini (cuñado de Sergio Massa) presentó un pedido similar en la Legislatura, haciéndola extensiva a todas las prestadoras bonaerenses.

"La propuesta adquiere importancia porque de los análisis semestrales puede surgir la existencia de alguna sustancia o elemento nocivo para la salud", indicó Galmarini en los considerandos del proyecto.

Luego señaló que el mismo "encuentra sustento en el artículo 28 de la Constitución Provincial así como en el inciso 4 del Artículo 12 de nuestra Carta Magna. En el primero de ellos se deja explicitado el dominio que la Provincia ejerce sobre la totalidad de los recursos naturales y responsabilidad que ello le impone. En tanto, en el artículo 12 se explicita el derecho de las personas a la información y la comunicación".

INFOCAÑUELAS