19 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 24º

Torrilla pidió que la Fiscalía Ambiental investigue la contaminación del arroyo Cebey

Dijo que a pesar de los reclamos realizados ante ACUMAR, la situación no se ha resuelto.

La concejal Carolina Torrilla realizó una presentación ante Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos contra el Medio Ambiente (UFIMA) en la que pidió que se investigue la posible comisión de delitos ambientales por el vuelco de elementos contaminantes al arroyo Cebey.

La concejal de Juntos por el Cambio planteó que el persistente vuelco de materia fecal y líquidos de origen industrial ha provocado una alteración del curso en los barrios Santa Rosa y Los Pozos, afectando zonas pobladas.

“Este año se ha podido corroborar que los malos olores se han vuelto más constantes, con el agravante de que el agua de las perforaciones domiciliarias no se puede ingerir. Conforme a lo manifestado por los vecinos del lugar (Santa Rosa y Los Pozos) se han registrado problemas en la piel, hay un continuo olor nauseabundo, algunos días a azufre y otros a soda caustica o similares”.

Destacó que a pesar de los pedidos solicitados por el Concejo Deliberante al ACUMAR, “las molestias no han cesado”.

La concejal acompañó el escrito con copia de las resoluciones aprobadas en el Concejo Deliberante y cuatro artículos publicados por InfoCañuelas sobre la problemática.

La UFIMA, a cargo del fiscal Ramiro González, es una Fiscalía de investigación de delitos vinculados al medio ambiente, ubicada en la Av. Roque Sáenz Peña 1190 de la ciudad de Buenos Aires, con alcance funcional en todo el país, ya que es la única unidad federal en la materia.

El fiscal González ya intervino recientemente en otra denuncia relacionada con Cañuelas: fue cuando en 2022 un particular de Vicente Casares planteó que la urbanización programada por el plan Procrear en los ex terrenos de La Martona generaría una deforestación masiva del principal pulmón verde de la zona, duplicación repentina de la población existente e impacto en las napas debido a la ausencia de redes cloacales, entre otros efectos perniciosos.

Al cabo de algunas consultas al Ejecutivo Muncipal de Cañuelas la UFIMA cerró la investigación preliminar sin encontrar elementos judiciables. No obstante le dirigió un oficio a la intendente Marisa Fassi pidiendo la realización de un estudio de impacto ambiental (que ya estaba hecho) y la implementación de un “Plan de gestión ambiental” con el propósito de reducir los efectos negativos del proyecto (generación de residuos domiciliarios y cloacales e incremento de la absorción de agua de las napas freáticas).

Escrito por: Redacción InfoCañuelas