Volver a sección

Información general

Tensa reunión de bomberos

En una asamblea efectuada en febrero los bomberos que tomaron el cuartel discutieron por la desaparición de 5 mil pesos y otras irregularidades. El jefe cuestionó a sus compañeros por la “falta de compromiso”. Escuchá el audio.

 6 de abril de 2011: el jefe Silva (en el centro) abandona la comandancia. Ese día comenzó la toma.

A más de un año de la toma del cuartel de los Bomberos de Cañuelas por parte de un grupo de voluntarios disconformes con la Comisión Directiva, trascendió una grabación en la que se revelan serias irregularidades.

En medio de una tensa reunión que se prolongó por más de una hora, el jefe operativo de los rebeldes, Diego Garavaglia, denunció el robo de 5 mil pesos de la oficina de guardia.

Además, cuestionó duramente a sus compañeros por la “falta de compromiso” para llevar adelante la institución.

Uno de los presentes aconsejó realizar la denuncia del robo, pero otro respondió que eso perjudicaría la credibilidad de quienes mantienen tomadas las instalaciones.

Uno de los presentes en la polémica asamblea, realizada el 5 de febrero, era Alberto Sívori, quien en ese momento integraba la intervención provincial, designado en representación de la Municipalidad de Cañuelas.

“Ustedes no tienen que tocar plata; tienen que solucionar y resguardar la vida y los bienes de la ciudadanía”, sostuvo Sívori al final de la reunión.

Luego indicó que por la toma del cuartel "quedó manchada la institución; vamos a limpiar esa mancha, pero de ahora en adelante tienen que cambiar la actitud. El que no tiene responsabilidad y compromiso, tiene la puerta para salir”, continuó el experimentado ex bombero.

Por último, aconsejó que la discusión en torno al dinero “tiene que quedar de la puerta para adentro y nos tiene que servir de escarmiento”.

A pesar de las serias acusaciones escuchadas en ese encuentro, no se realizó ninguna denuncia.

Escuchar fragmento de la reunión.

Escuchar las palabras de Alberto Sívori.

NFOCAÑUELAS