21 de julio. Cañuelas, Argentina.

weather 11º

Se reiniciaron los trabajos en “el barrio de Grabois”: alarma entre los vecinos

En los últimos días se incrementó el movimiento de camiones con carga de tosca y piedra.

Imagen del 21 de septiembre a las 16 hs.

Imagen del 21 de septiembre a las 16 hs.

Luego de una brevísima tregua motivada por las elecciones primarias, se reiniciaron a toda máquina los trabajos de movimiento de suelo en un campo de 38,7 hectáreas ubicado en el km.71 de la Ruta 205, donde una cooperativa ligada a Juan Grabois planifica un barrio popular de 500 viviendas.

Dos vecinos que viven en las cercanías de lo que llaman “el barrio de Grabois” confirmaron a InfoCañuelas que en los últimos días se incrementó notoriamente el movimiento de camiones que llegan al lugar con gran cantidad de material.

“No sólo se están haciendo traslados de tierra dentro del campo, seguramente para levantar las partes inundables, sino que están llegando decenas de camiones con tosca y piedra para abrir calles. Son camiones blancos sin ninguna identificación de la empresa u organización a la que pertenecen”, relató un lugareño.

Otro vecino explicó que los operarios que estaban dentro de la fracción “pararon unos diez días cuando se armó quilombo porque se venían las elecciones y después arrancaron de vuelta. Ahora están trabajando a full”.

“Esto es muy preocupante para los que estamos alrededor porque nadie hace nada. En cualquier lugar de Cañuelas, si aparece algún barrio clandestino, la Municipalidad va y lo clausura al toque. Acá no pasa nada” añadió el frentista y agregó que un productor de la zona que el año pasado estaba negociando la venta de su campo “ahora no lo puede vender porque los compradores se echaron atrás”.

En junio de este año InfoCañuelas reveló que la Secretaría de Integración Socio Urbana del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación (SISU) le entregó un subsidio de 749 millones a la cooperativa En Bloque de Máximo Paz. Una parte de ese fondo aprobado por el Expediente 2022-45229168-APN-CEFISU se utilizó para comprar las 38,7 hectáreas a Daniel Brignani, un vecino de Cañuelas que ahora vive en España. La otra parte estaba destinada a la ejecución de los servicios urbanísticos básicos (apertura de calles y tendido eléctrico).

Ante el fuerte impacto público que generó la noticia, el gobierno municipal negoció con la SISU (que conduce Fernanda Miño, dirigente social cercana a Grabois) una paralización del proyecto hasta después de las elecciones de octubre. El compromiso duró un suspiro. Contrariando ese acuerdo, el 19 de julio se observaron movimientos de máquinas en un extremo del campo. Ante un nuevo revuelo, municipio emitió un comunicado señalando que eran “tareas complementarias que no se corresponden con obras de infraestructura o apertura de calles”; que las mismas se realizarían sólo durante diez días y que esto no implicaba “autorización para el desarrollo urbanístico”. 

El campo se encuentra en plena zona rural no apta para loteos, de acuerdo a la última Ordenanza de Planificación de Cañuelas. Hasta el momento no existe autorización del municipio para hacer un barrio.

En julio pasado, durante una entrevista con la radio de Máximo Paz, la referente de la cooperativa en Bloque, Marta Ferraro, admitió que el barrio fue iniciativa de Juan Grabois con el apoyo del Papa Francisco; y que se llamará “Juan XXIII” en honor al pontífice impulsor del Concilio Vaticano II (aunque también era un guiño al eslogan del entonces precandidato presidencial rival de Sergio Massa). 

Mediante otros convenios previos con SISU la cooperativa en Bloque Ltda. recibió fondos para un plan de veredas en Máximo Paz Oeste y para la construcción del Hogar Mafalda y sus amigos en el Barrio San Eduardo, inaugurado días atrás.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas