Volver a sección

Información general

Ruralistas de Lobos niegan agresiones contra Arrieta

El intendente de Cañuelas recibió amenazas por celular y su auto fue embestido frente a su casa. Lo atribuyó a ruralistas lobenses. “No puedo creer que un intendente haga acusaciones con tanta facilidad”, le respondieron desde la Sociedad Rural vecina.

La Sociedad Rural de Lobos reaccionó con mucha sorpresa tras las declaraciones formuladas por el intendente de Cañuelas, quien aseguró que los daños en su automóvil y las amenazas recibidas en el celular de su esposa habían sido provocados por ruralistas lobenses.

El 7 de junio pasado, el Renault Clío negro del intendente Gustavo Arrieta sufrió un "barrido" en el costado del conductor y el desprendimiento de un paragolpes.

El hecho se produjo a plena luz del día en momentos en que el coche se hallaba estacionado frente a la vivienda del jefe comunal, en la calle 25 de Mayo.

En sus primeras declaraciones a la prensa, Arrieta lo atribuyó a un "atentado" instigado por ruralistas de Lobos, en el marco del conflicto agropecuario que en esa localidad tiene características mucho más combativas que en Cañuelas.

"Puede ser una simple casualidad, pero el día anterior Marisa (esposa del intendente y Jefa de Gabinete) recibió amenazas en su celular. El texto decía ´Avisale a tu marido que se corra de al lado de Randazzo porque puede tener problemas´ Uno de esas amenazas venía de un celular con característica de Lobos. Puede ser una simple casualidad, pero no descarto que este tema venga de Lobos, donde el ambiente del campo está especialmente convulsionado", dijo Arrieta en declaraciones al semanario El Ciudadano.

Algunos vecinos de Arrieta vieron que la colisión contra el Clío fue causada por un Ford Falcon celeste que llevaba un pequeño trailer. Algunos trozos del carrito quedaron esparcidos en mitad de la calle.

A pesar de la gravedad de sus sospechas y de las amenazas del día anterior, ni Arrieta ni Marisa Fassi formularon la correspondiente denuncia. La explicación que dio Arrieta fue que no quería "victimizarse" ni "echar más nafta al fuego".

RESPUESTA DESDE LOBOS
En diálogo con InfoCañuelas, el vicepresidente de la Sociedad Rural de Lobos, Andrés Egli, negó de plano cualquier vinculación de los ruralistas de su distrito con lo ocurrido en Cañuelas.

"Nos llama mucho la atención y no le encontramos ninguna explicación a todo esto. No puedo creer que un intendente salga a hacer estas acusaciones con tanta facilidad. Puede haber sido un simple accidente de tránsito que ahora se está usando para otra cosa", sostuvo Egli.

"Estamos cuidando mucho que nuestro reclamo sea en forma pacífica y correcta. El día de la detención de De Angeli hicimos un camionetazo y nos paramos frente a al casa del intendente Sobrero, que salió a hablar con nosotros y todo transcurrió en forma civilizada. Si en Lobos no pasan cosas raras, mucho menos en Cañuelas", agregó.

El presidente de la Sociedad Rural de Cañuelas, Alberto Ruete Güemes, también rechazó las denuncias del intendente cañuelense.  "Creo que fue un simple accidente callejero. Si hubiera sido otra cosa el intendente tendría que haber hecho la denuncia. Eso me parece clave y determinante".

El ruralista dijo además que su entidad ya tenía listo un comunicado de repudio para difundir en Los medios, pero que finalmente no se dio a conocer. "Si no hay denuncia policial creo que no tiene sentido salir a difundirlo".

CAMIONETAZO
Más de 200 vehículos participaron el sábado pasado en el camionetazo que se realizó en Lobos en repudio por la detención de Alfredo De Angeli.

Se registraron momentos de tensión cuando la caravana se detuvo frente a la casa del intendente Gustavo Sobrero. "Que salga y dé la cara", gritaron algunos manifestantes.

Sobrero salió a la vereda y habló con la gente, acordando un encuentro para el próximo martes.  En esa reunión los ruralistas le entregarán un petitorio de 10 puntos.

"Entendemos que Sobrero tenga un alineamiento con el gobierno nacional, pero no le aceptamos que desconozca el levantamiento de la gente. No pueden ponerse ciegamente del lado del gobierno y no ver lo que está pasando en el pueblo. Los intendentes deben hacer todo el esfuerzo de interceder, tal como lo está haciendo el intendente Hugo Oreja, que estuvo en la foto con Randazzo pero también defidne a los ruralistas de Roque Pérez", concluyó Egli.

INFOCAÑUELAS