24 de junio. Cañuelas, Argentina.

weather

Repudio por el destino que tuvieron los restos de Fermín Salazar

Cocatra, la UCR y la ex jueza Haydée Martínez se expresaron sobre el retiro de sus restos de la bóveda. El Hogar de Ancianos San José realiza consultas con abogados.

Fermín Salazar y la improvisada lápida de mármol.

Fermín Salazar y la improvisada lápida de mármol.

Una generalizada indignación provocó la noticia acerca del destino que tuvieron los restos de Fermín Salazar, de su esposa Josefa Vargetto y de su único hijo Carlos. De manera inconsulta fueron retirados de la bóveda que ocupaban desde 2008 y depositados en tierra, en una tumba sin lápida. 

El traslado de los restos, realizado hace aproximadamente un año, se conoció el viernes a través de una publicación de InfoCañuelas. La noticia generó una inmediata reacción de vecinos y entidades intermedias que conocieron la trayectoria de Salazar, un hombre que fue concejal de la UCR, miembro fundador de Cocatra y benefactor de varias instituciones intermedias, especialmente del Hogar de ancianos San José, al que donó su casa de la calle Brandsen. 

El mismo viernes la Unión Cívica Radical publicó un comunicado de repudio en sus redes sociales. “Don Fermín fue un hombre comprometido con su comunidad, generoso y bondadoso. Dejó un legado invaluable. Solicitamos a las autoridades municipales que esta situación se esclarezca de manera urgente. Solicitamos que no se repitan hechos de esta gravedad y que Don Fermín y su familia puedan descansar en paz”.

De acuerdo a los datos reunidos por InfoCañuelas, el ex administrador del cementerio, “Paco” Carabajal, alertó al equipo legal del municipio de que uno de los tres ataúdes perdía líquido. Sin agotar los trámites administrativos para dar aviso a legatarios o familiares, se procedió al traslado de los tres cuerpos a una improvisada tumba en tierra. Encima se apoyó un trozo irregular de mármol donde se pegaron las placas que estaban en la tumba original. 

El procedimiento está plagado de dudas. Por un lado, allegados al fallecido aseguraron a InfoCañuelas que en 2008, poco antes de matar a su esposa –afectada por un cáncer terminal– y suicidarse, trasladó a su hijo “Carlitos” desde un nicho a la nueva bóveda, que pagó a perpetuidad. A Nilda, una de las mujeres que los cuidaba, le dijo que se despreocupara, que la “casita” estaba paga “para siempre”.

Roberto Guarnieri, ex presidente de Cocatra y actual titular de FADEAAC, reaccionó con gran sorpresa. “Lo que ha sucedido nos duele y nos descoloca. Fermín armó todo para estar los tres juntos y ahora viene un don nadie a pretender cambiar eso y tirarlos en tierra. Es lamentable. Hoy mismo me voy a ir a la Municipalidad para que me informen qué fue lo que pasó, quién dio la orden de hacer esto, porque no lo sabemos”, dijo a InfoCañuelas en las primeras horas de este lunes. 

“Si el problema era que el cajón perdía, lo tendrían que haber planteado a la UCR, a Cocatra o al Hogar. Cocatra no hubiera tenido ningún problema en pagar un cajón nuevo, en forma rápida. Algo así no se le puede negar a Fermín, que junto a Elvio Rodríguez fue fundador y pilar de Cocatra durante muchos años”.

Guarnieri frente a la casa de Salazar el día de su muerte. Archivo.

“Fermín fue un gran hombre que durante toda su vida hizo el bien a los demás. Cualquier institución que le pedía ayuda, ahí estaba Fermín para dar una mano. Infinidad de veces le he traído mercadería para las busecas que hacía en el Hogar. Fue un ejemplo a seguir, un hombre de otro tiempo, un gran amigo al que es difícil imitar por tantas cualidades positivas que tenía”.

Por último Guarnieri dijo que Cocatra hará lo posible por logar que los féretros sean nuevamente colocados en la bóveda que Fermín había pagado poco antes de morir. “Eso le pertenece a él o al Asilo. Vamos a pedir que vuelva al lugar que eligió”.

La ex jueza Haydée Martínez, fundadora del Pequeño Hogar San Francisco de Asís, que tuvo a Salazar como un dedicado colaborador, también se expresó sobre el tema.

“Había otras salidas antes de retirar los cuerpos de la bóveda. Como primera medida, se tendría que haber publicado edictos en medios locales, citando a herederos. Si no había herederos, había mecanismos para averiguar sobre eventuales responsables. Me parece una barbaridad cómo han procedido, sobre todo con una persona que tuvo un rol público en un partido que existe y al que se tendría que haber acudido en consulta. Es un acto reprobable, absolutamente negligente, falto de solidaridad. Acá hay funcionarios que deberían hacer un mea culpa”.

Sobre la figura de Salazar, recordó que “Se acercó al hogar a través de Sergio Abramovsky, quien le contó de la obra y de inmediato se sumó. Como era muy experto en todo lo gastronómico, hicimos una cantidad de almuerzos y cenas en el centro vasco y la Sociedad Rural, él era el que organizaba todo secundado por su amigo, el señor Suárez. Hasta en una oportunidad hizo de carpintero reparando las camas de los chicos. Era un hombre muy valioso, cuya vida estuvo atravesada por el dolor por la pérdida de su hijo, y sin embargo tenía una energía enorme para volcar a los demás”.

“Todo esto –según Martínez– indica que asistimos a la decadencia de un Cañuelas que se ha caracterizado por valores opuestos. Cañuelas es el ejemplo vivo de la solidaridad de la gente, con instituciones como la biblioteca, la Escuela Estrada, la Escuela Técnica, el Departmento de Aplicación, iniciativas de particulares, de gente que se movilizó en afán de servicio”. 

Por su parte la comisión directiva del Hogar San José se encuentra realizando consultas con abogados.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas