Volver a sección

| Información general

Proyecto de expropiación de El Castillo: ¿qué opinan los dueños?

Martín Corsi, hijo de la propietaria del histórico edificio, habló con InfoCañuelas.

Martín Corsi, hijo de la propietaria del histórico edificio, habló con InfoCañuelas.

Proyecto de expropiación de El Castillo: ¿qué opinan los dueños?

 Martín Corsi y El Castillo, ex Finaco.

La diputada Provincial Ayelén Rasquetti (FR-Frente de Todos) acaba de presentar un proyecto de expropiación del inmueble conocido como “El Castillo”, ubicado en la intersección de Rutas 3 y 205, en el ingreso a la ciudad de Cañuelas.

La noticia sorprendió a la propietaria, Nilda Aquino Arzamendia, quien se enteró a través de este portal. Su hijo y heredero, Martín Corsi, habló con InfoCañuelas.

“Mi mamá no va a hablar porque la afectan mucho estas cosas. A nosotros no nos notificaron nada, nos enteramos por el diario. Ya nos comunicamos con nuestro abogado. Si quieren expropiarlo seguramente en algún momento nos van a tener que citar y nuestro abogado se encargará” dijo Corsi a través de un contacto telefónico.

“Si lo quieren expropiar, veremos cuánto lo van a pagar. Ya sabemos que el Estado compra al precio que quiere. Si ofrecen una pavada o si lo quieren expropiar de prepo, iremos a la justicia”, añadió.

“No quiero profundizar mucho más porque ya lo expropiaron o intentaron expropiar muchas veces. La primera vez fue durante el gobierno de Perón. Después la Municipalidad en varias oportunidades. Si lo quiere hacer, que lo hagan bien”.

Si bien Corsi reconoció que el Estado debería comprarlo para mantenerlo como un monumento histórico, consideró que no es el mejor momento debido a la compleja situación económica del país. “Es un edificio icónico, me parece bien que en algún momento el Estado lo compre para conservarlo como edificio histórico nacional, pero ahora es una locura gastar plata en eso”.

Como lo reveló InfoCañuelas, tras un pedido de la intendente Marisa Fassi, la diputada massista Ayelén Rasquetti presentó un proyecto de Ley en la legislatura bonaerense pidiendo que el edificio sea declarado “de utilidad pública y sujeto a expropiación” con destino a la Municipalidad de Cañuelas, para ser usado como “Polo Judicial, de Seguridad y Tránsito”, es decir para concentrar distintas oficinas operativas y administrativas.

La intención de Rasquetti no sería conservar el edificio, ya que en su proyecto advierte que el mismo corre “riesgo de derrumbe”. Se desconoce la existencia de estudios técnicos que le permitieron llegar a esa conclusión.

La antigua fábrica se encuentra ubicada sobre un predio de 4.861 m2. a la vera del ferrocarril Roca. Consta de subsuelo y cinco pisos con una superficie de 1804 m2 en planta baja, 1498 m2 en primer piso, 1219 m2 en el segundo, y 175 m2 en el tercero, cuarto y quinto.


Fue inaugurado a principios del siglo pasado como fábrica FINACO, del industrial francés Gustave Artaux, especializado en deshidratación de alimentos. Allí se fabricó huevo en polvo, leche en polvo, cacao y dulce de leche, entre otros productos. Tras ser expropiada por el peronismo se convirtió en Industrias Materiales Fotográficos Argentinos (IMFASA), del empresario alemán Guillermo Woters, dedicada al fraccionamiento de películas fotográficas y radiográficas.

Años más tardes quedó en poder del empresario Jorge Antonio hasta que a principios de los '80 fue adquirido por Nilda Aquino Arzamendia cuyo ex esposo, Néstor Corsi, ideó un museo de automóviles clásicos. Fue en esa época en que el borde superior del edificio fue recortado para darle el aspecto de un castillo.

ANTECEDENTES

Mucho antes de la propuesta de expropiación presentada por la diputada Rasquetti hubo otros intentos de traspasar el inmueble a la órbita municipal. Por caso hace dos décadas el bloque de concejales vecinalistas IPV liderado por Alejandro Domínguez propuso utilizar el predio como terminal de ómnibus.

En 2015 los concejales Alejandro Cid Menna y Rodrigo Ruete desempolvaron el tema proponiendo expropiarlo para asentar allí la Universidad Nacional de la Cuenca del Salado. Ruete mantuvo reuniones con José Ottavis, Rocío Giaccone y otros diputados provinciales del Frente Para la Victoria para avanzar con esa idea.


Propuesta impulsada por Rodrigo Ruete en 2015. Archivo.

"El primer paso es lograr la creación de la Universidad, para eso tenemos que esperar la sanción en el Senado de la Nación. Al mismo tiempo, vamos a avanzar con la legislatura de la Provincia de Buenos Aires y con el Concejo Deliberante de Cañuelas para recuperar este predio que es un símbolo para nuestra comunidad", señalo Ruete después de reunirse con legisladores. 

Ante las críticas que suscitó el proyecto a nivel local, en ese momento la diputada Giaccone explicó que “de acuerdo a lo estipulado por la Ley General de Expropiaciones (5708) de la Provincia de Buenos Aires, toda iniciativa de este tipo cuenta con un estudio integral, planificado, y con tasaciones, que determinan los valores de indemnización monetaria que reciben los dueños del bien”.

Ariel Morales, el agente a cargo de la venta a través de inmobiliaria Remax, dijo que “Nosotros publicamos la venta el 22 de junio por un precio de 3,8 millones de dólares. Seguimos ofreciendo el edificio y escuchando ofertas”. 

“La propietaria ya se ha comunicado con su abogado quien le explicó que la expropiación puede tardar no menos de dos años; seguramente en algún momento van a determinar el valor oficial que obviamente no va a ser el de mercado. La propietaria puede hacer juicio al Estado, pero en esa instancia se analizará qué conviene. Mientras tanto la venta sigue en pie y quizá bajemos el valor publicado”, indicó Morales.