Volver a sección

Información general

Por primera vez habla Joao, el médico “usado” por Felipe Nori para ejercer la medicina

Ante las dificultades para trabajar en la Argentina, volvió a su país. Dice que Nori “le arruinó la vida” y pide que la justicia actúe “para que su accionar no quede impune”.

 Joao: “No logro tener paz interior”.

En 2016 Joao Peixoto Dos Santos Neto hizo el juramento hipocrático en la Facultad de Medicina de la Universidad de Morón. 

Tras recibir su título comenzó a trabajar en el gran Buenos Aires y luego en una empresa de emergencias médicas en Bariloche. Por aquellos días compartía en sus redes sociales felices postales de un paisaje que causaba admiración entre sus familiares brasileños.

El 1 de julio de 2018 un amigo lo despertó para transmitirle una noticia que acababa de publicarse en un periódico de Cañuelas: el estudiante Felipe Nori había usado su nombre, su título, su DNI y demás datos personales para ejercer como médico en el Hospital Marzetti, sin estar recibido. De inmediato Joao se contactó con un abogado y realizó una denuncia penal contra Nori en una comisaría de Bariloche. 

A partir de ese día su vida cambió. Asegura que si bien él no tiene nada que ver con los delitos que cometió su compatriota, las fotos de ambos se difundieron profusamente en los principales medios de comunicación instalando la falsa idea de que los dos eran “médicos truchos”.

A mediados de enero de 2019, cuando finalizó su contrato con Assist Card, y ante las dificultades para conseguir otro empleo en la Argentina, Joao volvió a su país. Desde entonces reside en el estado de Goiás (prefiere no decir el lugar exacto por razones de seguridad). En la zona también residen sus padres y su hermana, abogada. Trabaja en un hospital público en el marco del programa “Mais Medicos” que promueve la radicación de jóvenes profesionales en sitios apartados.



Joao trabaja en un hospital público de Goiás.
 

Cansado del estancamiento de la causa que se tramita contra Nori por Ejercicio ilegal de la medicina y usurpación de título, Joao decidió enviar un video a InfoCañuelas para hablar de lo sucedido.

“No logro tener paz interior. Mi imagen fue vilipendiada en todos los medios y redes sociales. Eso me costó mi relación amorosa, mi trabajo... volví a Brasil destruido. El daño a mi persona es irreparable” dice en el video de poco más de tres minutos. Y resalta que su amiga, Sonia Banhuki Galvao, sufrió el mismo perjuicio al ser “utilizada” por Thais Soares Costa.

“Hoy Felipe goza de libertad junto a su esposo. Argentina le dio la posibilidad de trabajar, estudiar, casarse. Sin embargo, lo usó para delinquir y arruinarnos la vida a mí y a Sonia. Si no se investiga, su accionar quedará impune”.

“Lo que más me desvela -subraya más adelante- es que Felipe no actuó solo. Fue ayudado por un sistema poderoso, corrupto e inescrupuloso creado por la Municipalidad de Cañuelas”.

Luego lamenta que ni el Banco Provincia (donde Nori cobró jugosos sueldos a partir de una cuenta creada con una fotocopia del DNI de Joao), ni los Ministerios de Salud de Nación y Provincia hayan tomado cartas en el asunto.



Joao durante la recepción del título, en 2016.
 

En vísperas de la Navidad de 2018 Felipe Nori Haggi Lacerda fue autorizado a salir del país para visitar a sus padres. Posteriormente, a mediados de marzo de 2019, el fiscal Lisandro Damonte le prohibió la salida de Argentina en el marco de una causa conexa que investiga su presunta responsabilidad en la muerte de la paciente Margarita Serrano. Pero según Joao, Nori jamás regresó desde esa salida de fin de año.

“Estando procesado Felipe Nori fue autorizado a salir del país y se encuentra en Brasil. Y lo peor es que a la fecha no sé quién firmó esa medida”, concluyó.