Volver a sección

| Información general

Patricia Bullrich visitó Udaondo para darle su apoyo a la familia Mayol

Recorrió las sedes de la empresa láctea, inmersa en un conflicto con el gremio ATILRA.

Recorrió las sedes de la empresa láctea, inmersa en un conflicto con el gremio ATILRA.

1 / 6

Bullrich en la planta industrial.

1 / 6

2 / 6

2 / 6

3 / 6

3 / 6

4 / 6

4 / 6

5 / 6

5 / 6

6 / 6

6 / 6

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, arribó esta mañana a la localidad de Gobernador Udaondo, en el partido de Cañuelas, convocada por el presidente del bloque de concejales de Juntos por el Cambio, Carlos Álvarez. El objetivo de su visita fue expresar el apoyo a la familia propietaria de la pyme Lácteos Mayol en medio de un clima de conflictividad gremial y dificultades para producir.

En primer lugar mantuvo un encuentro con los directivos de la empresa en las oficinas ubicadas en el pueblo de Udaondo, donde también participaron la consejera escolar Verónica Iozzolino y los abogados de la firma Juan Beluardo y Florencia Arietto, que acaba de sumarse al equipo de letrados.

Acto seguido se trasladó junto a Álvarez a la planta industrial que a principios de marzo fue escenario del prolongado bloqueo gremial.

Paulina Mayol le explicó que a pesar del acuerdo firmado en el Ministerio de Trabajo -en el que accedieron a cambiar algunas categorías y reencuadrar a todos los trabajadores en ATILRA en forma escalonada- el conflicto no está resuelto.

En esa línea dijo que el Ministerio de Trabajo los obligó a reincorporar a cuatro trabajadores que la empresa decidió suspender porque integran la lista de 28 procesados en la causa penal por Daños, Robo y Amenazas coactivas. Si bien el Ministerio ordenó la inmediata reincorporación, hasta ahora la empresa no acató esa disposición por entender que la Ley los ampara a mantener las suspensiones hasta tanto se resuelva la causa judicial.

Bullrich y Arietto en el depósito de la pyme láctea.

“Queremos seguir trabajando, queremos seguir dando trabajo y creemos que la forma patotera en la que fuimos agredidos en la primera semana de marzo no conduce a ningún lado. Nos vimos totalmente desprotegidos por la autoridad laboral, que ahora nos obliga a reincorporar a trabajadores que están imputados de haber cometido delitos” dijo la bisnieta del fundador de la empresa.

Bullrich, por su parte, consideró “ilógica” la postura del Ministerio de Trabajo. “Les destruyeron la fábrica, no los dejaron trabajar y quisieron quedarse con la fábrica. De esa patota sindical hay 28 que están procesados. Es totalmente ilógico que tengan que tomar a los que destruyeron la fuente de trabajo”. 

Por otra parte, se refirió a las dificultades que tiene la empresa para obtener leche, motivo por la cual están produciendo a razón de un 50 % de su capacidad. “Los patoteros se fueron pero hay muchos tamberos que no les están vendiendo leche por miedo. Si queremos tener un país serio, les pido que le vendan leche a la familia Mayol. Así vamos a lograr preservar las fuentes de trabajo”, concluyó.

Ya a principios de marzo, cuando estalló el conflicto, publicó un video en el que calificó a los miembros del sindicato lechero como “apretadores”.  

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos

x