Volver a sección

Información general

Marisa Fassi prometió una inversión de 3 millones de pesos en seguridad

Anunció la colocación de más cámaras y otros dispositivos tecnológicos. “La seguridad es el principal reclamo de nuestro pueblo y nuestra principal obligación”, reconoció durante la apertura del período legislativo 2013.

 Marisa Fassi presidió la sesión sentada junto a su marido.

Ante un salón colmado por invitados, funcionarios y militantes, la intendenta Marisa Fassi inauguró esta mañana el trigésimo periodo de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante de Cañuelas.

Como era de esperar, la seguridad fue el tema predominante de su discurso, luego de una sucesión de entraderas violentas que mantiene en jaque a vecinos y autoridades.

En ese sentido, la intendenta reconoció que “la seguridad es el principal reclamo de nuestro pueblo y nuestra principal obligación”. Sin nombrarlo, hizo alusión al cacerolazo que la semana pasada se concentró frente al Palacio.

Aseguró que piensa invertir “más de tres millones de pesos” y detalló que esa cifra se destinará a la compra de 60 nuevas cámaras que se sumarán a las 80 existentes; incorporación de móviles; y la aplicación de un sistema de denuncias vía SMS.

“Podríamos invertir ese dinero en obras, pero ¿tiene sentido? Estoy convencida de que lo más importante es proteger y cuidar a nuestros vecinos. La inseguridad no distingue izquierdas ni derechas”, remarcó.

Además, dijo que “la droga es uno de los flagelos en los que más tenemos que trabajar. El que vende drogas no es una persona”.

Por momentos la mandataria se mostró conmovida y afectada por el recuerdo de los hermanos Massa. Sentado a su lado, el ministro de Asuntos Agrarios le tomaba la mano para contenerla.

Previamente hablaron los presidentes de cada bloque.Eduardo Recalt (GEN) pidió trabajar en el área de planeamiento y recordó que la seguridad es el reclamo más urgente. “Los vecinos están asustados. Nunca vi el malestar que está sintiendo la gente”.

Guillermo Pérez (UCR) también se concentró en el mismo tema. Dijo que la tarea del municipio “debe ser acompañada por la policía y los fiscales; ahí es donde tenemos problemas”. Y adelantó que si la intendenta está dispuesta a “meter el cuchillo hasta el hueso, la vamos a acompañar. Tenemos que hacer zafar a Cañuelas, porque lo peor que nos puede pasar es que la gente tenga miedo”.

A su turno Edgardo Castagneris (FPV) no habló de la problemática local y sólo abogó por la continuidad de su gobierno. Dijo que “de un lado está un proyecto nacional y popular; del otro está la derecha y una oposición desarticulada”.

INFOCAÑUELAS