Volver a sección

Información general

Los daños de la tormenta

El viento arrancó postes y árboles en una franja de la ruta 6, frente a la Escuela 29. En Cañuelas también hubo algunos postes caídos. Vecinos de la calle Ameghino pidieron ayuda pero no obtuvieron respuesta.

 Un poste se quebró y quedó apoyado sobre un jacarandá.

El temporal de lluvia y viento que afectó con fuerza algunos distritos de la Provincia afortunadamente no tuvo un gran impacto en Cañuelas.

Solamente hubo algunos sectores de la ruta 6 que se vieron alcanzados por fuertes ráfagas que arrancaron postes y árboles en la entrada de la Escuela rural Nro. 29, cerca del camino del Gasoducto.

También en esa zona volaron algunas chapas en un pequeño country ubicado cerca del establecimiento escolar.

En Cañuelas se registraron algunas caídas de postes con el consecuente corte de la energía eléctrica.

VECINOS SIN AYUDA

A las 17.30, cuando comenzaron los primeros signos de la tormenta, se quebró un poste en Ameghino al 600, quedando apoyado sobre las ramas de un jacarandá, con los cables cerca del piso.

De inmediato los vecinos comenzaron a llamar al 911, al 101 y al 422222 de los Bomberos Voluntarios, pero nadie atendía.

"Nos cansamos de llamar, porque temíamos que el poste se pudiera caer sobre algún vehículo o personas. En un momento vino la patrulla urbana, colocó una cinta de precaución, pero luego un auto la cortó y el poste sigue ahí, con peligro de caerse", explicó un vecino a InfoCañuelas.

A casi tres horas de los primeros llamados, todavía ningún servicio de emergencia se acercó al lugar.

INFOCAÑUELAS