Volver a sección

| Información general

La justicia ordenó parar los trabajos en un loteo del barrio Peluffo

Una calle es blanco de conflicto entre el desarrollador y un propietario vecino.

Una calle es blanco de conflicto entre el desarrollador y un propietario vecino.

La justicia ordenó parar los trabajos en un loteo del barrio Peluffo

 El punto del conflicto.

El fiscal Lisandro Damonte dispuso este sábado la suspensión de la apertura de una calle que un desarrollador pretendía realizar en un nuevo loteo ubicado sobre la uta 3, en el barrio Peluffo,

Durante la mañana se presentaron máquinas en el lugar junto a un abogado representante del grupo inversor. Acto seguido iniciaron las tareas de retiro de un alambrado con el propósito de abrir una calle que separa al mencionado loteo de una vivienda particular.

Ante la queja del vecino el abogado habría exhibido una autorización extendida por el municipio que cede la calle como acceso al emprendimiento. La situación derivó en una acalorada discusión por lo que ambas partes hicieron sendas denuncias.

Finalmente el fiscal Lisandro Damonte dispuso el cese de las tareas hasta tanto las partes involucradas presenten documentación que acredite su derecho sobre la calle en disputa, es decir autorizaciones municipales de apertura, certificaciones de Geodesia, títulos de propiedad, etc.

El conflicto se inició en mayo de 2021, cuando los desarrolladores voltearon centenarios eucaliptos en la zona a vender y luego pretendieron hacer lo mismo sobre la franja que corresponde a la calle. Dicho espacio se encuentra ocupado por el vecino, quien asegura tener derecho sobre el mismo por habitualidad de uso. Sobre ese terreno se encuentra parte de un galpón y las cenizas de un familiar fallecido.


El loteo (en amarillo) y la calle J. M. de Rosas en disputa.

El corte de los árboles añosos -plantados por Vicente Peluffo en la década del ´40- motivó una denuncia del vecino ante el municipio. Cañuelas carece de una legislación adecuada de protección del arbolado histórico, pero de todas maneras la Secretaría Legal y Técnica ordenó la suspensión de los trabajos porque se estaban haciendo construcciones sin contar con la aprobación del emprendimiento.

El loteo resistido por el vecino está conformado por 24 parcelas de entre 600 y 800 m2. repartidos en una fracción de dos manzanas.