Volver a sección

| Información general

La Escuela 27 y el Ejército despidieron con honores a Luis Mario

El veterano de Malvinas fallecido el fin de semana en Cañuelas fue inhumado en el Cementerio Municipal.

El veterano de Malvinas fallecido el fin de semana en Cañuelas fue inhumado en el Cementerio Municipal.

La Escuela 27 y el Ejército despidieron con honores a Luis Mario

 Los alumnos aguardando el cortejo.

En un clima de profunda conmoción y tristeza, la comunidad educativa de la Escuela primaria Nro. 27 y los camaradas de Luis Alberto Mario lo despidieron en su último camino al cementerio municipal de Cañuelas.

Mario, de 58 años, murió el fin de semana afectado por un cuadro severo de coronavirus. En 1982 combatió en Malvinas como helicopterista. Tras su regreso al continente trabajó como albañil, fue auxiliar y miembro de cooperadora en la Escuela 27 y colaboró en la formación de la Asociación de Veteranos de Cañuelas. Tuvo cuatro hijos fruto de dos matrimonios.

La urna con sus cenizas partió esta mañana a las 8 desde la Cochería Rodríguez, trasladada por su familia. Al pasar frente a la Escuela 27 fue largamente aplaudido por alumnos, padres y docentes que formaron una fila en las dos veredas de la calle Vélez Sarsfield.

Mario fue un verdadero pilar del establecimiento, en el que más allá de su tarea como auxiliar, siempre colaboró haciendo reparaciones edilicias o brindando una mano donde hiciera falta. Era además el encargado de organizar todos los festejos y con enorme dedicación se ocupaba de preparar los asados de fin de año para el personal, incluso después de jubilarse, en 2017. En su honor una de las galerías internas de la escuela lleva el nombre “Veteranos de Malvinas”.


En el cementerio se realizó una ceremonia íntima a cargo del padre Ulises Nicolea con la participación de los tres hijos mayores. Malvina, su hija más pequeña, se encuentra aislada junto a su mamá.

Por la Asociación de Veteranos de Cañuelas se encontraban presentes Rubén “Lalo” Cenas (actualmente radicado en Lobos), José Fazenda de Jesús, Walter Girbal, Horacio Acosta, Norberto Agüero y Luis Regner. También concurrieron el ex director de El Ciudadano, Gabriel Iturralde, y el periodista Leandro Barni, quienes acompañaron a Mario en 2017 como cronistas del viaje que realizó a las Islas Malvinas con el propósito de visitar los sitios en los que combatió.

En representación del Ejército Argentino estuvo presente el coronel Luis Ángel Bennardi, jefe del estado Mayor del Comando de Aviación.

Bennardi hizo una reseña de la labor de Mario en 1982, cuando se le encomendó desarmar los helicópteros que fueron trasladados en un Hércules a las Islas. Posteriormente, durante el combate propiamente dicho, tenía la función de abastecer de combustible y municiones a los helicópteros. “Trabajaba de noche. Cuando todos descansaba, él abastecía a los helicópteros desde tachos de combustible de 200 litoros, dándole a una manivela manual sin descansar un minuto”.

“Lo conocí hace cinco años cuando vino a dar su testimonio. Fue para mí un honor conocerlo, saber de su experiencia y de su amor a la Partria y a la aviación. Pese a que están suspendidos todos los honores fúnebres al personal militar, el Comando de Aviación del Ejército no quiso estar ausente y acercarse a la familia” concluyó el coronel Bennardi antes de pedir un minuto de silencio “para despedir a un guerrero”.

 

 

x