Volver a sección

| Información general

La ANMAT recomendó no utilizar cabinas sanitizantes

Dijo que no está probada la efectividad del dispositivo y que puede generar irritación. El Marzetti instaló una el fin de semana.

Dijo que no está probada la efectividad del dispositivo y que puede generar irritación. El Marzetti instaló una el fin de semana.

La ANMAT recomendó no utilizar cabinas sanitizantes

 Cabina del Marzetti.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) recomendó hoy no utilizar las cabinas sanitizantes o túneles de desafección al considerar que no está probada su efectividad  y que el químico utilizado puede generar irritación de piel y ojos.

Es una mala noticia para el Hospital Marzetti, que el fin de semana instaló una cabina por la que tenían que pasar médicos, enfermeros y personal auxiliar, tanto al ingreso como al egreso de la jornada laboral. 

El dispositivo instalado en el Marzetti funciona con un rociador de Cloruro de Benzalconio, un químico que está considerado como efectivo para matar el virus causante de la pandemia en ciertas superficies. Aparatos de esas características tienen un costo de aproximadamente 50 mil pesos.

De acuerdo a los datos recogidos por InfoCañuelas, la cabina fue solicitada por la delegada del gremio ATE, Marcela Jara, quien argumentó que en el Hospital Regional se contaba con una protección similar. La compra finalmente fue canalizada a través del Departamento Ejecutivo, que en el afán de proveer elementos de seguridad al personal, se tomó una decisión apresurada y sin respaldo técnico.

Cuando se conoció la instalación de la cabina en el hospital público, varias empresas locales se interesaron por el tema y comenzaron a pedir presupuestos para instalar esos equipos en sus portones de acceso.

“Si bien determinados productos utilizados por este tipo de mecanismos se encuentran inscriptos ante esta Administración Nacional, su eficacia y seguridad está demostrada para el uso en superficies inertes distintas a las propuestas, no contándose con evidencia que demuestre su eficacia y seguridad para ser aplicados sobre personas con el fin de descontaminar para COVID-19”, señala el comunicado de ANMAT.

“Es preciso recordar que los desinfectantes de superficies requieren tiempos de contacto variables para ser efectivos. Por ello, al ser aplicados sobre las personas, aún en baja concentración o por tiempo breve, puede causar potenciales efectos irritantes para la piel y mucosas, reacciones cutáneas, lesiones oculares y afectación del tracto respiratorio”, añade el ANMAT.

Desde el Ejecutivo señalaron que la recomendación de ANMAT fue posterior a la compra del equipo y que por indicación de la epidemióloga María Delia Pené, se dejó de utilizar el Cloruro de Banzalconio. “La decisión fue dotar al personal de todas las herramientas posibles de protección, por eso se compró kits de camisolines, cofias, tapabotas, guantes, barbijos quirúrgicos, barbijos N95 y también esta cabina, cuyo uso se extendió en varios municipios, hospitales y provincias. Ahora la idea es readecuar el funcionamiento del equipo con productos que no sean nocivos, como agua con una solución alcohólica”, dijo un vocero.

Ver el comunicado completo de ANMAT.

x