Volver a sección

| Información general

Grave incendio en un predio de Uribelarrea usado como basural

Todavía hay focos ígneos que no pudieron ser apagados. Se intenta evitar que por acción del viento el fuego se extienda a propiedades linderas. Es el tercer episodio desde 2017.

Todavía hay focos ígneos que no pudieron ser apagados. Se intenta evitar que por acción del viento el fuego se extienda a propiedades linderas. Es el tercer episodio desde 2017.

Grave incendio en un predio de Uribelarrea usado como basural

 Imagen del sábado a la medianoche.

Un siniestro de importantes dimensiones comenzó el sábado a la noche, alrededor de las 22 hs., en un predio de Uribelarrea utilizado para el acopio de basura.

El foco principal fue apagado por tres dotaciones de los Bomberos Voluntarios de Cañuelas, aunque este mediodía todavía hay algunos sectores con fuego.

Desde las primeras horas de la mañana hay personal municipal con un camión regador y una pala mecánica removiendo los residuos para tratar de apagar los focos más profundos. Personal de Bomberos también colabora con esta tarea.

El siniestro se produjo en un predio de aproximadamente una hectárea y media utilizada por la Delegación Municipal y algunos vecinos para arrojar residuos, especialmente ramas, escombros y chatarra.

“No es un basurero municipal pero por costumbre se fue transformando en eso. Algunos vecinos tiran basura particular, sobre todo ramas y restos de escombros que no se llevan los camiones del municipio. Hay muchas ramas secas y en la parte de más abajo hay restos de cubiertos y material textil que es lo que resulta más difícil de apagar”, dijo a InfoCañuelas una fuente oficial.

“Se cree que esto puede extenderse más de un día y la preocupación es que por acción del viento, que cambia de dirección a cada rato, puedan tomar los campos linderos” agregó la fuente.

Lo que asusta a los vecinos es que este predio se encuentra a sólo 100 metros de viviendas, por lo que representa un peligro para la seguridad de la zona. Siniestros similares ocurrieron el 8 de abril de 2019 y el 19 de abril de 2017 y en ambas oportunidades, varias voces reclamaron que el basural fuera cerrado.

Durante la última campaña electoral el gobierno Municipal habría prometido eliminar ese basural y lotear la parcela con destino a familias que no tienen terrenos.