Volver a sección

| Información general

Fiesta clandestina en Máximo Paz: Multa de $ 430 mil y decomiso de equipos por casi 2 millones

El juez de Faltas Fabián Silveti aplicó una dura sanción que incluye la incautación de equipos de luces y sonido.

El juez de Faltas Fabián Silveti aplicó una dura sanción que incluye la incautación de equipos de luces y sonido.

Fiesta clandestina en Máximo Paz: Multa de $ 430 mil y decomiso de equipos por casi 2 millones

 Agentes municipales labran el acta el 1 de enero.

En la madrugada del 1 de enero de 2021 varios patrulleros y móviles municipales arribaron a un predio de calle Argentina entre Cuba y Bolivia, en la localidad de Máximo Paz. Los sabuesos se encontraron con más de 300 jóvenes celebrando una fiesta clandestina en el patio de un predio, sin barbijo y sin respetar ningún protocolo sanitario.

El operativo finalizó con el desalojo ordenado de los concurrentes, la clausura del inmueble -propiedad de Ayrton Porto- y el decomiso de los equipos de audio e iluminación.

Esta semana el juez de Faltas Fabián Silveti emitió un duro fallo en el que condenó a Porto al pago de una multa 2850 módulos municipales, lo que equivale a $ 433.941.

Pero además, ratificó el decomiso de las bebidas y de los elementos tecnológicos usados en la fiesta, que tendrían un valor de más de 1,7 millones de pesos. El DJ propietario del equipamiento nunca los reclamó en el Juzgado de Faltas, pero se cree que pertenecen al hijo de una concejal del partido de Ezeiza. 

La lista de elementos decomisados incluye 1 caja de tacho led, (7 unidades), 4 móviles pls, 2 móviles lm 108, 1 consola de luces digital Liontech, 6 parlantes line Arrai, 2 parlantes SU 18 doble, 1 rac de potencia crossover Behringer, 2 potencias E-Sound, 1 caja de 15 parlantes Ópera dB con trípode, 1 rac de transmisión con consola de sonido con 8 canales marca Diamond.  

La Municipalidad ahora podrá donar este equipamiento, usarlo en eventos institucionales propios o rematarlos en una subasta pública.

Equipos secuestrados por la Dirección de Control Urbano.

En el fallo fechado el 1 de marzo el Dr. Silveti destaca que el predio de la fiesta “no tiene ningún tipo de habilitación, cuenta con una sola puerta de entrada y salida, es decir que no tiene puerta de emergencia; no había libretas sanitarias, alcohol en gel ni tapabocas; no había personal de seguridad privada ni pública; y se contaba con sólo dos baños químicos para 300 personas”.

Agregó que “se vendían bebidas alcohólicas y se vendían entradas, lo que indica el lucro por parte del organizador, Ayrton Porto, quedando manifiesto que no era una simple fiesta de amigos como lo manifestó a las autoridades”.

En otro párrafo el magistrado detalló que “el 13 de enero, a las 11.30, personal de las distintas áreas de la municipalidad se presentó en el lugar, constatando que se procedió al retiro de las fajas de clausura colocadas el 1 de enero de 2021, por lo que se procedió a colocar nuevamente las fajas de clausura”.

Por último, Silveti describió que “la intensificación de los controles es clave para evitar la propagación del virus” y que “el presente fallo tiene por objetivo disuadir conductas similares” a las constatadas en la fiesta de Máximo Paz.

Hace unos días Porto presentó una denuncia penal contra efectivos policiales de Máximo Paz a los que acusa de haberle solicitado un soborno para permitirle hacer el evento ilegal. La causa será elevada por el fiscal Lisandro Damonte a la Fiscalía General de La Plata.

 

x