Volver a sección

Información general

Felipe Nori sigue detenido en el Destacamento de Alejandro Petión

Está de buen ánimo y ya fue visitado dos veces por familiares. Sus abogados definen la estrategia a seguir.

 Felipe Nori. Foto: Tamara Pepe.

Hoy se cumple una semana desde que el estudiante brasileño Felipe Nori Haggi Lacerda fue detenido por la Fiscalía 1 de Cañuelas, acusado de Ejercicio ilegal de la medina, Falsificación de documentos públicos, Estafa y Usurpación de títulos y honores. Se suma una denuncia por mala praxis impulsada por el abogado Claudio Calabressi en representación de María Avellaneda, hija de una vecina de Petión que falleció durante un traslado al Hospital Marzetti.

Desde su detención, avalada por el Juzgado de Garantías 8 de Cañuelas, Nori se encuentra alojado en el Destacamento de Alejandro Petión, una pequeña sede policial con un solo calabozo con capacidad para cinco presos. Ubicado en la calle Alejandro Magno entre Mariano Costa y Piedras, fue inaugurado en marzo de 2012 por el ex ministro de Justicia, Ricardo Casal.

Nori permanece las 24 horas en una celda de 3x3 equipada sólo con un baño. Comparte su encierro con un hombre de la ciudad de Mercedes (provincia de Buenos Aires) detenido por extorsión; con Diego Rubilar, detenido la semana pasada por robarle el arma a un policía frente  al Supermercado KeVin; y con dos jóvenes de Petión acusados de robar una bicicleta.

El extorsionador de Mercedes, el preso más antiguo, es el que duerme en la plataforma de cemento. Los otros cuatro descansan en colchones dispuestos en el piso, que durante el día permanecen levantados contra la pared.

Nori fue visitado en dos oportunidades por su madre, Roberta Nori, y por su marido, Leandro Acevedo. La última visita fue el lunes, por un lapso de dos horas, en una pequeña sala del Destacamento. En ambas oportunidades le dejaron viandas con comida. Son las únicas "salidas" que ha tenido durante la semana, ya que la sede policial es un lugar de detención transitorio que no cuenta con patio al aire libre. En caso de que su encierro se prolongue y no se concede la excarcelación, sería trasladado a otro sitio.

"En este caso no se está respetando las garantías constitucionales de Nori, ya que está detenido por un delito excarcelable" lamentó su abogada, Violeta Muratorio.

Fuentes consultadas por InfoCañuelas describieron que Nori está "de muy buen ánimo, conversa mucho con los demás presos y habla algunas cosas de su vida en Brasil pero nada de la causa. Es muy educado y muy inteligente".

Entre tanto sus abogados Muratorio y Miguel Angel Pierri se encuentran definiendo la estrategia a seguir.  Como es sabido, la semana pasada presentaron la solicitud de excarcelación que hasta el momento fue denegada por el juez Martín Miguel Rizzo.

Los letrados también siguen con atención el desarrollo de la causa paralela contra la otra falsa médica brasileña, Thais Soares Costa, que lleva adelante la Fiscalía 2. Un abogado ya se presentó en el Juzgado de Garantías en representación de esa imputada.