Volver a sección

Información general

Estela de Carlotto en Cañuelas

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo brindó una charla y visitó el "Monumento a la Memoria", del artista Lenchi.

Unas 450 personas participaron ayer de la jornada por la memoria que tuvo como figura destacada a la presidenta de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Barnes de Carlotto.

"Al igual que las madres comenzamos a caminar por la plaza en el 76; era un lugar de mucho riesgo. Como maestra pasiva yo no era capaz de levantar un papel de reclamo y  temblaba como una hoja. Estaban los perros, la policía, los tanques, los militares y nos apuntaban. Pero las abuelas más expertas me dijeron ‘vamos Estela, hay que caminar', y hace 30 años que estoy caminando", expresó Carlotto y desató el aplauso de todos los presentes.

El acto se realizó en la sede de sesiones del Honorable Concejo Deliberante de Cañuelas y fue organizado en forma conjunta por la Presidencia y la Comisión de Derechos Humanos del cuerpo legislativo y por la Escuela José Manuel Estrada.

EL ACTO
En la mesa central se sentaron junto a Estela de Carlotto el intendente de Cañuelas Héctor Rivarola, el presidente del Concejo Gustavo Arrieta, la directora de la Escuela Estrada, María Elena Mazzoleni y la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Marisa Fassi. A las  autoridades locales se sumaron el Secretario de Derechos Humanos del gobierno provincial, Edgardo Binstock, la Diputada nacional (FPV) Marcela Bianchi y el Diputado provincial Daniel Gurzi, también del Frente para la Victoria.
Además de Carlotto tomaron la palabra las autoridades presentes. Binstock narró cómo vivió de cerca el accionar del proceso militar ya que  su esposa fue secuestrada al igual que la hija y el esposo de Carlotto.   

La directora de la Escuela Estrada, por su parte, hizo hincapié en la importancia de la educación como herramienta para encontrar el camino hacia la libertad.

Uno de los momentos más emotivos se vivió cuando María Luján Ramos, junto a sus hijos Malena y Leandro Reimer, se acercó al centro de salón para recibir el saludo de Carlotto. "Gracias a todo el pueblo de Cañuelas", dijo con emoción Maruca quien a fines de los setenta perdió a su esposo, Esteban Reimer.

El conjunto Coral Cañuelas dirigido por Mónica Cajaraville cerró el acto y luego los presentes se dirigieron al Monumento a la Memoria que se encuentra en la sede del Concejo Deliberante de Cañuelas, obra del artista cañuelense Lenchi.

Maruca y Estela colocaron un ofrenda floral y la jornada culminó con la entonación del Himno Nacional.

INFOCAÑUELAS
23-03-07