Volver a sección

Información general

Está en marcha la campaña antiaftosa

En esta campaña –que finaliza a fines de junio- se inoculará a todo el ganado bovino y bubalino. En la segunda campaña sólo se vacunará a las categorias menores. Cañuelas muestra una significativa caída en el número de cabezas.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informó que está en marcha la primera campaña de vacunación contra la fiebre aftosa de 2010, en las que se deben vacunar todas las categorías etáreas del ganado bovino y bubalino (búfalos) de los establecimientos situados en la República Argentina, reconocida por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) como libre de la enfermedad con vacunación.

En esta campaña -que finaliza a fines de junio- se inoculará a todo el ganado bovino y bubalino. En la segunda campaña sólo se vacunará a las categorías menores. De esta forma se implementa la nueva modalidad de vacunación por la cual los toros y vacas recibirán una sola dosis anual.

El Senasa decidió cambiar la modalidad de aplicación de la vacuna luego de realizar una consulta pública en su página de internet, dado el alto nivel de inmunidad que presenta el rodeo nacional producto de 18 campañas de vacunación consecutivas desde 2001.

La nueva estrategia permitirá que los productores disminuyan sus costos referidos a la vacuna y la operatividad de aplicación, sin poner en riesgo el estatus sanitario logrado por el país.

El Senasa recuerda a los productores:
            
-Vacunar a los animales de cada establecimiento dentro de los 60 días establecidos por el plan local.
-Movilizar animales de campo vacunado a campo vacunado.

Para más datos y consultas dirigirse a la oficina de la Sociedad Rural de Cañuelas, (02226) 42-1447.


BAJÓ LA EXISTENCIA DE HACIENDA

Un beneficio indirecto de las campañas anuales contra la aftosa es que permiten contabilizar con bastante precisión el número de cabezas de ganado por distrito.

En virtud de los datos recogidos por la Sociedad Rural de Cañuelas, se observa una fuerte disminución de la existencia desde 2006 a la fecha.

Esos datos indican una reducción del 17,28 % en el número total de cabezas, con una marcada disminución de vacas (-13,41 %) y de vaquillonas (-37,10 %).

Estos guarismos son el resultado de una sumatoria de problemáticas climáticas y económicas.

INFOCAÑUELAS