23 de mayo. Cañuelas, Argentina.

weather 13º

El ex catequista del colegio Santa María condenado por abuso sexual da misa en Bariloche

La Iglesia lo mantiene en el clero a la espera de una resolución del Vaticano. La Asociación de Damas Salesianas repudió el traslado.

Bareuther en la parroquia San Cayetano de El Frutillar.

Bareuther en la parroquia San Cayetano de El Frutillar.

El 11 de agosto de 2023 el padre Carlos Gabriel Bareuther, ex catequista del colegio Santa María de Cañuelas, fue condenado a tres años de prisión en suspenso por el delito de abuso sexual simple (tocamientos) en perjuicio de la alumna Rosario F. en 2018, cuando la víctima tenía 14 años. En un segundo caso ventilado en el mismo juicio fue absuelto por falta de pruebas.

La justicia no le prohibió ejercer el ministerio pero al conocerse el fallo la congregación salesiana -a la que pertenece el sacerdote- confirmó a InfoCañuelas que sería aparado provisoriamente de sus funciones, que no podía estar en contacto con menores y que sólo podía continuar el sacerdocio “en forma privada”, a la espera de un dictamen del Dicasterio para la doctrina de la Fe, el órgano del Vaticano encargado de evaluar estos casos en todo el mundo.

Sin embargo, el 26 de febrero Bareuther se incorporó a la parroquia San Cayetano de El Frutillar (Bariloche) como auxiliar del párroco Enrique Lapadula. Desde entonces se lo ha visto compartiendo misas, procesiones y fogones en los que había adolescentes y niños.

“Es jueves santo y mientras en catedrales y parroquias con más recursos utilizan vasijas y jarras de bronce, cobre o plata, en El Frutillar, de rodillas junto a un niño monaguillo que lo asiste, el padre Carlos Gabriel Bareuther lava en una palangana de plástico azul los pies de los feligreses del alto de Bariloche. El ritual simboliza la vocación de servicio y humildad; y su sotana blanca, la pureza del alma” inicia el artículo de Juan Carlos Jalil, periodista barilochense que descubrió al cura en su nuevo destino pastoral.

El obispo de la zona, Juan Carlos Ares, le respondió a Jalil que Bareuther había llegado a El Frutillar por pedido del Obispado de Gregorio de Laferrere y que sus tareas serían exclusivamente administrativas en la parroquia y el Hotel Cardenal Cagliero. “Él no tiene prohibido dar misa. No es párroco, no está a cargo de catequesis. No tiene cargos. Le di las licencias ministeriales, que le otorga poder dar todos los sacramentos pero tiene una restricción: no puede confesar menores, ir a casas de menores, no puede celebrar primeras comuniones. Sí puede celebrar misas donde por supuesto hay menores” respondió Ares.

Bareuther en la capilla de El Frutillar (Bariloche). Facebook.

Bareuther en la capilla de El Frutillar (Bariloche). Facebook.

Ante un llamado de InfoCañuelas el vocero de los salesianos, Nicolás Mirabet, explicó que “Con la reestructuración de las comunidades salesianas de este año, se optó por llevar al padre Bareuther a esa comunidad del sur, porque es una comunidad que no tiene escuelas ni actividades juveniles. Mientras tanto el proceso canónico sigue; cuando la justicia canónica se expida, se conocerá la decisión del Papa. No sabemos cuál será la resolución, pero puede haber alguna sanción de tipo ministerial” añadió.

Si bien ya hubo una condena de primera instancia, una de las posibilidades es que la Santa Sede esté esperando el resultado de la apelación que el abogado de Bareuther, Horacio Velaz, presentó en 2023. “Casación todavía no resolvió el planteo”, fue la respuesta Juan Fontana, abogado de la familia de Rosario F.

Entre tanto, la Asociación de Damas Salesianas (ADS) presentó sendas cartas al párroco Lapadula y al obispo Ares expresando su decisión de limitar el funcionamiento del oratorio y otros espacios lúcidos juveniles “mientras continúe esta lamentable situación consentida por los Salesianos de Bariloche y el Obispo”. 
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas