Volver a sección

| Información general

El angiógrafo del Hospital Regional se queda en Cañuelas

El Ministerio de Salud de la Provincia había solicitado su traslado al Hospital San Juan de Dios, pero la cartera nacional rechazó el pedido. ATE se atribuyó el logro.

El Ministerio de Salud de la Provincia había solicitado su traslado al Hospital San Juan de Dios, pero la cartera nacional rechazó el pedido. ATE se atribuyó el logro.

El angiógrafo del Hospital Regional se queda en Cañuelas

 El angiógrafo General Electric que finalmente será instalado en el Hospital de Ruta 6.

Un funcionario del Ministerio de Salud de la Nación rechazó el traslado del angiógrafo adquirido para el Hospital Regional de Cañuelas al Hospital San Juan de Dios de La Plata, tal como había solicitado el Ministerio de Salud provincial, y de esta manera se puso fin a un planteo que había generado el fuerte rechazo de algunos sectores políticos de Cañuelas y del gremio ATE, que el 18 de octubre realizó un abrazo frente al edificio para protestar por su "vaciamiento".

El pedido de la Dirección Provincial de Hospitales y el Ministerio de Salud que conduce Zulma Ortiz fue realizado ante el juez de la causa Matanza Riachuelo, Jorge Rodríguez, a principios de octubre.

El 28 de octubre el Dr. Eduardo Munin, secretario de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud nacional (el funcionario que tiene bajo su órbita los grandes hospitales del país) le envió una nota a Rodríguez informando que “Esta Secretaría no ha dispuesto ni dispondrá ningún traslado, préstamo o cesión patrimonial de equipamiento médico y/o aparatología científica que se encuentre comprado y/o asignado para el Hospital Cuenca Alta Cañuelas”.

La decisión del área nacional de Salud puso de manifiesto un cortocircuito y falta de coordinación con su par provincial y al mismo tiempo deja muy mal parados a los concejales de Cambiemos, que en sintonía con Provincia habían realizado una defensa del traslado del aparato, argumentando que no se correspondía con el perfil del hospital cañuelense, especializado en accidentología, toxicología, maternidad y pediatría.

El angiógrafo, de marca General Electric, valuado en un millón de dólares, fue adquirido durante la gestión del ex ministro Daniel Gollán y aún permanece en poder del proveedor. Se utiliza para escanear el sistema vascular. Desde Provincia se lo consideró más útil en el Hospital San Juan de Dios de La Plata, donde existe un área de cirugía cardiovascular.

El bloque del FpV-PJ de Cañuelas realizó una sesión especial en la que se denunció un "vaciamiento" del centro de salud, posición que también defendió el Frente Renovador (fue en esa sesión en la que el Dr. Horacio Cabrera, concejal de Cambiemos, fue agredido por un ofuscado militante del kirchnerismo). En días posteriores ATE convocó a un "abrazo" en defensa de las instalaciones y su equipamiento.

Por ello, conocida la decisión de Munin, ATE se atribuyó el logro.  La pro secretaria gremial de ATE Provincia de Buenos Aires, Vanina Rodríguez, aseguró que “esto es producto del esfuerzo de todas las organizaciones sociales y sindicales que acompañaron el abrazo simbólico, que fue una iniciativa de nuestra organización entendiendo que era necesario no solo que el angiógrafo se quede en Cañuelas, sino que ese Hospital empiece a funcionar y que le dé un servicio de calidad a la población de la región”.

INFOCAÑUELAS