Volver a sección

Información general

Dramático llamado de un productor al Presidente

Afectado por las inundaciones y por la falta de servicios, le escribió una carta a Mauricio Macri.

 Reznick circulando por el Camino del Gaosoducto.

Campos que parecen océanos. Calles que se asemejan a un río caudaloso. Así es el panorama de Gobernador Udaondo, la localidad más lejana del partido de Cañuelas.

El productor Ricardo Reznick vive en carne propia los estragos de la naturaleza. El viernes a las 16.30, a unos dos kilómetros de Udaondo, se quejó encajado en medio del temporal y sufrió una brutal descarga de granizo sobre su vehículo. Al día siguiente enfrentó con su camioneta el Camino del Gasoducto cubierto por 40 centímetros de agua en toda su extensión, como lo muestran los videos al pie de esta página.

Esos fenómenos naturales lo enfrentaron con la desidia y la falta de respuestas de todos los estamentos de gobierno. Desde la emoción y el dolor le escribió al Presidente a través de las redes sociales, con la esperanza de ser escuchado.

CARTA A MAURICIO MACRI

Sr. Presidente:

Soy un pequeño productor de la zona de Gobernador Udaondo. Hace 17 años que no se hacen tareas de mantenimiento en los caminos. Hace 16 años que hay un puente caído y en consecuencia hemos perdido un acceso, ni hablar del acceso a la educación, salud y seguridad (que no existen).

Hace 10 años que vivimos con problemas eléctricos y hoy particularmente (29 de septiembre) hace 15 días que no hay energía. Trabajo diariamente con mucho esfuerzo bajo un clima hostil y encima estar sin luz y que te roben descaradamente como ya lo hicieron en 2015, es insoportable.

Hace siete meses que cerré el tambo. La situación es desesperante. Me da la impresión de que el Estado pretende mucho más de lo que yo puedo dar y no brinda ninguna contraprestación. Yo no quiero confundir a nadie. Es un simple mensaje al Estado, que quiere mucho más de lo que puedo entregarle. Le di leche barata hasta donde pude. Pagué impuestos hasta donde pude. Cuando llegó el aumento de luz dije ´Qué bueno, ahora voy a pagar pero voy a tener un mejor servicio eléctrico´ y nada. 

Las autoridades locales no existen. Tampoco la oposición. Con esta gente Cañuelas no tiene futuro. Va más allá de lo que roban o robaron. Se trata de honestidad y capacidad para gobernar. Por eso me dirigí a la máxima autoridad, al Presidente. Los vecinos hemos hecho infinitos reclamos y no hemos sido escuchados. Ojalá pueda usted leer esta carta.