13 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 16º

Descuidos y falta de mantenimiento en plazas de Cañuelas

Vicente Casares, el Parque de la Salud y la plaza San Martín presentan falencias que deben ser corregidas cuanto antes.

Vicente Casares: cables a la vista y peldaños rotos.

Vicente Casares: cables a la vista y peldaños rotos.

Algunos espacios públicos de Cañuelas muestran una preocupante falta de control y mantenimiento, lo que podría derivar en accidentes que son totalmente evitables.

Un ejemplo de esto es la plazoleta de Vicente Casares, donde tanto los juegos como el predio mismo necesitan urgentes correcciones.

Así, por ejemplo, hay una tabla de un sube y baja que tiene los bulones cortados. Los peldaños de la escalera de un tobogán están rotos y los pasamanos tienen señales de óxido y deterioro.

Tornillos cortdos y señales de óxido.

Hay cables que asoman de una columna de iluminación, a menos de un metro del suelo, y las veredas de ladrillos intertrabados comienzan a hundirse en algunos tramos por falta de una buena base.

Falencias llamativas en un pueblo cuya población se preocupa por tener los árboles cuidados, los jardines floridos y las veredas limpias.

Así se encuentra la plaza de Vicente Casares.

Otra situación de peligro se observa en el Parque de la Salud en la calle Alem. El alambre-tejido que separa el predio de las vías está roto en varios tramos y en otros ni siquiera existe, lo que representa un riesgo para los niños que pasan en busca de alguna pelota que se escapa, sin tomar consciencia de que circulan trenes durante todo el día. Municipio y Trenes Argentinos deberían trabajar en forma coordinada para corregirlo.

Por último, sería muy útil recuperar la figura del “placero”, sobre todo en los parques más céntricos, donde el uso que se le da al espacio público no siempre es el que corresponde.

Lucrecia, una lectora de InfoCañuelas, nos envía la siguiente observación: “Vivo en la ciudad de Cañuelas desde hace más de un año y para mi sorpresa no pudo creer ciertas acciones de los ciudadanos de aquí, tanto niños como grandes. Por ejemplo, suelo ir al a plaza San Martín entre las 15 y las 17 hs a leer, pero es un acto de disfrute que no puedo hacer en paz. Hay grupos de niños y adolescentes jugando a la pelota en medio de la plaza, golpean a los ancianos que están tomado sol, a niños chiquitos que están con sus padres, rompen faroles una y otra vez... ¿Es posible que siga pasando esto sin ningún tipo de control? Me he cansado de hablar con la policía urbana y nada. ¿Quién se ocupa de esto? Las plazas centrales no son para jugar a la pelota y lastimar a otros (algo tan básico que nos enseñan desde nuestras casas). ¿Será posible que el Municipio pueda controlar?”.

La Guardia Urbana, la Subsecretaría de Control Urbana y el área de servicios públicos tienen mucha tarea por delante.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas