Volver a sección

Información general

Denuncian una invasión de ratas en el barrio Libertad

Una vecina que vive a metros del ex Mercado Central sufre una infección de roedores en su cielorraso. Asegura que los propietarios del comercio no cuidan la higiene.

 Ratas en el suelo tras el retiro del cielorraso.

Una familia que vive en el barrio Libertad, a metros del ex Mercado Central de Alberto Samid, sufre una verdadera invasión de ratas en la vivienda, lo que obligó a su propietaria, Gladis Dos Santos, a retirar el cielorraso para combatirlas.

"Siempre ha habido lauchas, pero en los últimos tiempos empezaron a aparecer muchísimas ratas de gran tamaño. Ya no toleraba el ruido de estos animales corriendo por el techo o dentro del cielorraso, donde hicieron nidos. Parecía una maratón. Así que compré veneno. Algunas se murieron y eso generó otra invasión de gusanos que caían desde el techo hacia las camas. Realmente es una situación insoportable" relató Gladis a InfoCañuelas.

A raíz de los malos olores producida por la orina y la descomposición de los roedores, tuvo que retirar el cielorraso de machimbre de una habitación. Durante este fin de semana hará lo mismo en el resto de la vivienda ubicada en la calle Rodríguez, a metros del supermercado de Echeverría y Ruta 205. Ese comercio perteneció a Alberto Samid y ahora se encuentra a cargo de empresarios chinos.

"La causa de todo esto es ese supermercado. Tienen un depósito en el fondo donde hay tanques con basura de todo tipo, cajones y heladeras. Tampoco cortan el pasto y las zanjas están desbordadas de agua podrida productos de los lavados que hacen de la carnicería. Son varios los vecinos que tienen problemas pero yo soy la más damnificada porque estoy muy cerca de ese lugar" relató.

Gladis vive con una hija de 21 años cuya cama sufrió una lluvia de gusanos. "Tenemos una casa chica, somos pobres, ya no sabemos dónde dormir", agregó.

Durante la semana la mujer se comunicó con el director General de Inspecciones, Ricardo Da Fonseca, y en duros términos le recriminó el caos al que están sometidas a raíz del comercio vecino. "No entiendo cómo Bromatología pudo habilitar ese lugar y cómo es posible lo dejen funcionar en esas condiciones. Quiero que la Municipalidad me muestre el certificado de habilitación de ese comercio, que me lo muestren para ver si existe y quién lo firmó".

"La única que me escuchó e intentó resolver esto fue Mabel Scrochi (inspectora), pero sola no puede hacer nada. Pido que la Municipalidad me ayude. Que controle como corresponde la higiene del comercio pero también que me ayude resolver los daños de mi casa porque esta infección de ratas fue provocada por una falta de control bromatológico en el supermercado", concluyó.