Volver a sección

| Información general

Denuncian otro caso de mal diagnóstico en el Hospital Marzetti de Cañuelas

Una paciente fue asistida por un supuesto médico que no se encuentra registrado. Además, en el Hospital extraviaron los estudios solicitados por un clínico.

Una paciente fue asistida por un supuesto médico que no se encuentra registrado. Además, en el Hospital extraviaron los estudios solicitados por un clínico.

Denuncian otro caso de mal diagnóstico en el Hospital Marzetti de Cañuelas

 Hospital Angel Marzetti. Archivo InfoCañuelas.

En las últimas horas trascendió un nuevo caso de presunta mala praxis cometida por supuesto un médico del Hospital Marzetti que no se encuentra registrado en el Colegio Médico de Morón. Este profesional integra la lista de los cuatro profesionales suspendidos por no contar con toda su documentación al día.

La víctima es Marisa Ruales, de 49 años. Su esposo, Ariel Benevento, habló con InfoCañuelas y relató los detalles del caso.

Dijo que aproximadamente hace un mes su esposa tomó una medicación (penicilina) que le provocó una reacción alérgica. Cuando fue al Marzetti fue asistida por dos médicos de guardia, uno de ellos Jairo Rafael Cortina Rodríguez, según informaron familiares de la paciente.

"Le dijeron que la penicilina no había tenido nada que ver, que tenía una infección urinaria o retención de líquidos. Cualquier cosa. Como seguía mal la llevé a un alergista de Lobos que le diagnosticó un shock anafiláctico provocado por la penicilina", señaló Benevento.

El shock anafiláctico es una reacción alérgica grave a determinados medicamentos o alimentos. En las alergias sólo reacciona la zona del cuerpo que entra en contacto con una determinada sustancia, pero en el shock anafiláctico todo el organismo reacciona de manera abrupta con signos como inflamación de la piel, picor intenso, manchas, dificultades para respirar y silbido respiratorio.

Durante el fin de semana Ruales volvió a sentirse mal. El sábado su esposo la llevó a la Unidad Sanitaria de Máximo Paz porque sabía que estaba atendiendo el Dr. Julio Ruiz, un médico de su confianza. Desde allí fue derivada al Hospital Marzetti, donde quedó internada. con una descompensación general y dificultades para el habla.

En las horas siguientes sucedió otro episodio insólito: los profesionales que la asistieron en el Marzetti extraviaron las órdenes de Ruiz en las que solicitaba una tomografía de cerebro y abdomen más distintos estudios de laboratorio. Por esa causa Benevento se dirigió a la Administración del Marzetti para realizar una denuncia.

Cortina Rodríguez, quien atendió a Ruales en primera instancia, es uno de los cuatro contratados que en los últimos días fue suspendido por no contar con toda la documentación acreditante.

x