Volver a sección

| Información general

Demoras inhumanas en las autopsias: el resultado de no tener médico forense

Desde que se jubiló el Dr. Hilario Ledesma, Cañuelas no recuperó un cargo clave.

Desde que se jubiló el Dr. Hilario Ledesma, Cañuelas no recuperó un cargo clave.

Demoras inhumanas en las autopsias: el resultado de no tener médico forense

 Archivo InfoCañuelas.

El domingo 14 de febrero un vecino de Cañuelas sufrió un ACV en su hogar. Murió a los pocos minutos en la ambulancia que lo trasladaban al Hospital Cuenca Alta.

Luego de ese traumático desenlace la familia debió enfrentar una interminable espera de la autopsia, que se realizó en La Plata el domingo 21. Una semana después del fallecimiento.

¿Cómo se explica esta locura? Son varias las causas, pero la principal es que Cañuelas no cuenta con un médico forense o legista que podría resolver ese trámite en el distrito en cuestión de horas.

Volviendo al caso del vecino fallecido por un ACV, los médicos del Hospital Cuenca no quisieron firmar el certificado de defunción debido a que el paciente ingresó fallecido. Les dijeron a los familiares que contactaran al médico de cabecera (que accedió a firmarlo por ser un conocido de la familia). Luego tenían que tramitar un documento en el Destacamento de Alejandro Petión para poder retirar el cuerpo, pero en la sede policial se negaron a suscribirlo y eso fue el comienzo del calvario. Las idas y vueltas entre el Destacamento, el Hospital Cuenca y la Fiscalía en turno hicieron el resto.

Todo este manoseo se podría evitar con la actuación de un médico forense, que se encarga de constatar la causa del deceso y ordenar la entrega del cadáver para su inhumación.

Cañuelas tuvo médico forense durante décadas: primero fue el Dr. Salvador Egitto y luego el Dr. Hilario Ledesma. Al cabo de su jubilación, en octubre de 2016, el Ministerio de Seguridad nunca lo remplazó.

La competencia del médico forense es mucho más amplia que la de realizar autopsias o constatar la causa de una muerte. También debe calificar la gravedad de las lesiones en expedientes penales y es el responsable de efectuar los llamados “Precarios”, un control de estado de salud que se le debe hacer a cualquier demorado o detenido cuando ingresa y egresa de la dependencia policial. Esa pericia es obligatoria para todos, desde un detenido por una pelea familiar hasta un herido por arma de fuego, un vagabundo o un demorado por conducir con licencia trucha.

Desde el retiro de Ledesma, la Policía local debe recurrir a la buena voluntad de los médicos de guardia del Hospital Marzetti o las unidades sanitarias para realizar los Precarios, quitando tiempo a la ya de por sí recargadas guardias. En algunas ocasiones ha sucedido que los médicos se negaron a realizar los Precarios por exceso de pacientes en lista de espera o por el carácter violento de los detenidos y en ese caso la policía debe perder varias horas para concurrir a Ezeiza o La Plata, lo que insume un enorme gasto en combustible, además de distraer un móvil y dos hombres que deberían estar asignados al patrullaje. 

Un vocero de la Comisaría 1ra. dijo a InfoCañuelas que en ciertas jornadas puede haber entre 7 y 10 precarios e incluso 20 ante situaciones extraordinarias como una fiesta clandestina o una gresca barrial. Toda esa demanda de control médico hoy se canaliza a través del sistema público.

La situación no es uniforme en la región. Mientras que Las Heras sí cuenta con un perito policial, Cañuelas, Monte, Lobos y Marcos Paz, para citar un ejemplo, carecen de perito. Una de las explicaciones es que el sueldo que abona la Provincia por ese cargo es muy poco tentador para una tarea que exige mucha dedicación.

En estos tiempos, en que hay unidad de signo político gobernando el municipio y la Provincia, es imperioso que los funcionarios locales realicen gestiones ante el Ministerio de Seguridad para lograr que se nombre nuevamente un médico de policía. La oposición debería acompañar esta iniciativa y sumarse de manera incondicional. La sociedad estará agradecida.

x