Volver a sección

| Información general

Comenzó el piquete del agro

Desde las 9.30, medio centenar de productores están concentrados en el acceso a la Autopista. Sólo se cortó media calzada, sin impedir el paso de los vehículos. La Sociedad Rural le pidió al intendente que interceda para abrir un canal de diálogo con el gobierno.

Desde las 9.30, medio centenar de productores están concentrados en el acceso a la Autopista. Sólo se cortó media calzada, sin impedir el paso de los vehículos. La Sociedad Rural le pidió al intendente que interceda para abrir un canal de diálogo con el gobierno.

Con camionetas, varios camiones y cosechadoras, medio centenar de productores y directivos de la Sociedad Rural se concentraron esta mañana en la rotonda de las rutas 3 y 6, en el acceso a la Autopista Ezeiza-Cañuelas, en lo que representa el piquete más cercano a la ciudad de Buenos Aires.

A las 8 de la mañana hubo una asamblea en el predio de la Sociedad Rural de Cañuelas con la presencia de dirigentes ruralistas de Lobos, Monte, Las Heras, San Vicente y Ranchos.

En un principio la idea era concentrarse todos juntos en el acceso a la autovía, pero finalmente se resolvió que cada entidad se manifieste en su propio pueblo para mostrar una mayor generalización de la protesta.

"Además, como estamos cerca de La Matanza, teníamos temor de que si nos juntábamos todos en Cañuelas nos podían mandar grupos de choque. Queremos algo pacífico y sin disgustos para nadie", sostuvo el presidente de la Sociedad Rural local, Alberto Ruete Güemes.

Los productores de Cañuelas se reunieron a las 9.30 cortando sólo media calzada y sin interrumpir el tránsito.

El piquete contó con importante cantidad de camiones pertenecientes a los socios de Cocatra, la cooperativa de transportistas.

Los automovilistas circulaban despacio saludando a los manifestantes. "Vamos, no aflojen", era el mensaje unánime.

Los ruralistas entregaban un volante con la consigna "El país crece con el campo; nunca sin el campo y mucho menos contra el campo".

Cerca de las 11 se hizo presente el intendente de Cañuelas, el kirchnerista Gustavo Arrieta, y la jefa de Gabinete, Marisa Fassi, para saludar a los productores.

Ruete Güemes le pidió al jefe comunal que interceda ante las autoridades nacionales para que se abra un canal de diálogo. "Necesitamos hablar con el gobierno porque lo de anoche (por el discurso de la presidenta Cristina Fernández) fue terrible", sostuvo el dirigente rural.

Arrieta se comprometió a "hacer lo posible" y frente a los productores recibió dos cartas de la Sociedad Rural, una convocando al diálogo y otra solicitando al Ejecutivo que se convoque "de manera urgente" a una asamblea extraordinaria del Concejo Deliberante para analizar la gravísima situación que atraviesa el sector.

INFOCAÑUELAS
x