Volver a sección

| Información general

Cámaras empresariales repudiaron los bloqueos en plantas industriales

“Estas acciones, lejos de buscar una solución a los planteos gremiales, agravan la situación de las empresas”, sostiene.

“Estas acciones, lejos de buscar una solución a los planteos gremiales, agravan la situación de las empresas”, sostiene.

Cámaras empresariales repudiaron los bloqueos en plantas industriales

 Policías de custodia en el portón de acceso a Mayol.

Desde la Asociación de Industriales de la Provincia de Buenos Aires (ADIBA), la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (CEPBA), la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA) y la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), repudiaron “los bloqueos sindicales que no permiten desarrollar la actividad productiva y garantizar el correcto funcionamiento de las plantas”.

Si bien no se aluden a ningún bloqueo en particular, el comunicado surgió a partir de la enorme repercusión nacional que adquirió el conflicto entre ATILRA y Lácteos Mayol, en Gobernador Udaondo, partido de Cañuelas, que incluyó un acampe frente a la fábrica durante más de cinco días.

“Este tipo de acciones, lejos de buscar una solución a los planteos gremiales, agravan la situación de las empresas provocando pérdidas, daños a la propiedad y un ambiente de trabajo que no es propicio para el resto de los colaboradores que se encuentran desarrollando la actividad industrial” destaca el texto.

“Creemos firmemente que el camino para la resolución de los conflictos es el del diálogo y nunca el de la fuerza, máxime cuando además se viola una conciliación obligatoria” añadieron, en clara alusión a lo ocurrido en Cañuelas.

“Instamos al cese de los bloqueos y a cualquier acción intimidatoria, así como también al cumplimiento de la ley. El empleo de la fuerza en cualquier huelga o manifestación es incompatible con el respeto de los derechos constitucionales. Cabe mencionar, específicamente, que el derecho a trabajar se ve violado cuando un bloqueo no permite el ingreso a la empresa en conflicto al empleado que no está de acuerdo con el método aplicado por la organización sindical.”

“También ocurre al impedir el funcionamiento de empresas que no tienen relación alguna con la problemática planteada. Estas situaciones son claramente violatorias del principio de buena fe que establece el artículo 63 de la LCT, el cual nos enseña que ´Las partes están obligadas a obrar de buena fe, ajustando su conducta a lo que es propio de un buen empleador y de un buen trabajador, tanto al celebrar, ejecutar o extinguir el contrato o la relación de trabajo´”.

El de Lácteos Mayol no es el único bloqueo sufrido por empresas locales. Cabe recordar que en julio de 2020 varios integrantes del gremio de Camioneros que lidera Hugo Moyano bloquearon la plata de Extragas. Reclamaban que 17 choferes de la empresa La Mattina SRL -contratadas por Extragas para el transporte de gas a granel- dejaran de pertenecer al gremio de Petroleros para incorporarse al sindicato moyanista.

x