Volver a sección

| Información general

Archivan una causa por mala praxis contra Felipe Nori

La Fiscalía consideró que al no poder realizarse la autopsia no se puede determinar la responsabilidad del falso médico brasileño en la muerte de una paciente.

La Fiscalía consideró que al no poder realizarse la autopsia no se puede determinar la responsabilidad del falso médico brasileño en la muerte de una paciente.

Archivan una causa por mala praxis contra Felipe Nori

 Margarita Serrano.

La Fiscalía 1 de Cañuelas resolvió archivar una causa por mala praxis seguida contra el falso médico brasileño Felipe Nori Haggi Lacerda, contratado por el Hospital Marzetti de Cañuelas para realizar guardias en las unidades sanitarias de Máximo Paz y Uribelarrea.

Se trata de la causa Nro. 06-03-2838/18 iniciada por la hija de Margarita Serrano, una vecina de Alejandro Petión, de 68 años, que falleció de un paro cardíaco el 21 de agosto de 2017 mientras era trasladada en una ambulancia desde Alejandro Petión hacia el Hospital Angel Marzetti. 

María Marcelina Avellaneda denunció que Felipe Nori (en ese momento se hacía llamar Joao Peixoto Dos Santos Neto) era el “médico” asignado a la unidad; y que durante el traslado de su madre no le suministró ninguna medicación ni le practicó maniobras de reanimación.

Con fecha 27 de noviembre de 2018, el titular de la UFIJ 1, Lisandro Damonte, resolvió archivar esta denuncia por Homicidio Culposo, la primera por mala praxis que se presentó contra el estudiante brasileño.

En su resolución el fiscal indicó que como medida de prueba se requirió un informe a la Morgue Policial de La Plata para determinar la viabilidad de una exhumación del cadáver de Serrano y posterior autopsia a fin de verificar el nexo de causalidad entre la actuación o falta de intervención de Nori con el fallecimiento de la mujer. 

Según Damonte, la Morgue platense informó que dicho procedimiento es imposible de realizar por el tiempo transcurrido desde el fallecimiento, no existiendo una medida complementaria para efectuar dicha pericia.

En diálogo con InfoCañuelas Avellaneda se mostró indignada. “Siento mucha rabia e indignación. No puedo creer que venga cualquiera, se haga pasar por médico y todo sigue como si nada”.

Además, adelantó que entre el lunes y martes su abogado Claudio Calabresi apelará la resolución de Damonte.

Nori Haggi Lacerda es uno de los estudiantes de la Universidad de Morón que fue contratado para hacer guardias en el Hospital municipal de Cañuelas. Trabajó a lo largo de nueve meses usando la identida del médico Joao Peixoto Dos Santos Neto. Durante ese período transfirió una parte importante de su sueldo a la funcionaria Fabiana Pereyra.

En la causa principal, investigada por el ex titular de la UFIJ 1 Roberto Berlingieri, Nori está acusado de Usurpación de título y honores; Ejercicio ilegal de la medicina; y Uso de instrumento público falso agravado y falsedad ideológica de instrumento público en concurso real. Los primeros dos delitos tienen una pena de 15 días a un año, por lo que son excarcelables; mientras que el tercero tiene una pena de 1 a 6 años de prisión.

Berlingieri cerró rápidamente la investigación y a fines de agosto elevó la causa a juicio, sin involucrar a ningún funcionario en el expediente. El expediente recayó en el Tribunal Oral 1, que se declaró incompetente y pidió su derivación a la justicia Correccional.

Thais Soares Costa –compatriota de Nori- se encuentra imputada de los mismos delitos, aunque ese expediente tramitado en la Fiscalía 2 de la Dra. Norma Pippo no tuvo ningún avance. La semana pasada se canceló por tercera vez la declaración indagatoria de la falsa médica y de Renné Alves, sindicado como encubridor.

x