Volver a sección

| Información general

Acusan a Felipe Nori de “Abandono de persona”: deberá declarar el 19 de abril

Es por su asistencia a los pacientes Margarita Serrano -quien murió durante el traslado al Marzetti- y Marcelo Blanco -quien padeció un infarto no detectado por el falso médico-.

Es por su asistencia a los pacientes Margarita Serrano -quien murió durante el traslado al Marzetti- y Marcelo Blanco -quien padeció un infarto no detectado por el falso médico-.

Acusan a Felipe Nori de “Abandono de persona”: deberá declarar el 19 de abril

 Nori en las audiencias de 2019. Archivo InfoCañuelas.

En 2019 el falso médico brasileño Felipe Nori Haggi Lacerda fue condenado a tres años de prisión en suspenso por haber ejercido la medicina en el Hospital Marzetti de Cañuelas sin estar recibido, utilizando la identidad de un ex amigo que sí tenía título. Mientras transcurre la condena -que llegará a su término el 23 de diciembre de 2022- continuó estudiando hasta obtener el diploma que ya lo habilita a trabajar como médico. Sin embargo, sus problemas judiciales en la Argentina todavía no terminaron.

En las últimas horas el fiscal Lisandro Damonte, titular de la UFI 1 de Cañuelas, lo imputó de los delitos de “Abandono de persona seguido de muerte” (que prevé de 5 a 15 años de prisión) y “Abandono de persona en grado de tentativa” (2 a 6 años) por su asistencia a una mujer que terminó fallecida y un hombre que sufrió un infarto. 

El fiscal considera que la intervención de Nori en ambos casos provocó “un retardo y dilación” que les impidió a los damnificados recibir “atención médica de rigor” dentro del llamado “tiempo de oro”. Dicho en otros términos, a sabiendas de que no era médico Nori puso en peligro la salud de los pacientes al no contar con la capacitación requerida para asistirlos en la emergencia, colocando a Serrano y Blanco en una “situación de desamparo”.

Sobre el primer caso, el 21 de agosto de 2017, mientras trabajaba como médico de guardia en la Unidad Sanitaria de Máximo Paz bajo la identidad de Joao Peixoto Dos Santos Neto, Nori trasladó a Margarita Serrano desde Alejandro Petión a Cañuelas.

“Mi mamá estaba en su casa de Alejandro Petión cuando se descompensó. La vino a buscar una ambulancia de Máximo Paz en la que iban el chofer Barrionuevo, la enfermera Norma Rojas y este señor Felipe Nori como médico. En el camino hizo un paro y llegó al Hospital ya fallecida” relató oportunamente a InfoCañuelas la mamá de la víctima, María Avellaneda.

La mujer aseguró que su madre fue colocada en la ambulancia semisentada, lo que no permitió realizarle maniobras de reanimación. Además, declaró que durante el traslado Nori no le suministró ninguna droga para intentar revertir el paro.


Margarita Serrano y Marcelo Blanco. Archivo.

La segunda imputación proviene de la denuncia formulada por Marcelo Blanco, quien el 18 de febrero de 2018 concurrió a la guardia del Mazetti con un fuerte dolor en el pecho que se extendía hacia el brazo. Allí se encontró con Nori alias Peixoto, quien lo mandó a hacerse un electrocardiograma.

Según Jorge Alejandro Bello, abogado de Blanco, Nori no supo leer los resultados del electro ni los evidentes signos de alarma. “Lo mandó a la casa diciéndole que se pusiera un antiinflamatorio, que era un dolor muscular. Cualquier médico argentino recién recibido, o incluso cualquier estudiante, se hubiese dado cuenta, en base a los síntomas que tenía Blanco, que estaba cursando un infarto”.

Como el malestar persistía Blanco consiguió el teléfono de una médica particular, Adriana Mozotegui, quien rápidamente se dio cuenta de que era un síndrome coronario agudo y le dijo que fuera urgente al Hospital de Lobos, donde le salvaron la vida.


Nori en el juicio, durante la declaración de Diana Barcia.

Tras la condena de Nori en la causa principal, Blanco inició una demanda por 11 millones de pesos más intereses y costas contra Nori, el Hospital y el municipio de Cañuelas como compensación por las secuelas que dice hacer sufrido a raíz de la atención tardía. Oportunamente el juez Francisco Terrier ordenó secuestrar la historia clínica y el libro de guardia.

Nori ya fue notificado de que deberá comparecer ante el fiscal Lisandro Damonte el próximo martes 19 de abril a las 11 hs. en calidad de imputado.

HABILITADO PARA EJERCER COMO MÉDICO

Entre tanto, Felipe Nori logró recibirse de médico y ya se encontraría trabajando en un hospital del Gran Buenos Aires. Si bien el fallo de 2019 en su contra no le impedía volver a la facultad, la Universidad de Morón le restringió el acceso y por eso presentó un amparo en la justicia civil, que falló en su favor. Finalmente logró ser admitido en otra universidad privada, de donde egresó en noviembre de 2021.

InfoCañuelas pudo verificar que ya está habilitado por el sistema SISA del Ministerio de Salud con la matrícula 236869 y que se encuentra inscripto en el Colegio Médico II que nuclea a los distritos de Avellaneda, Lanús, Quilmes, Almirante Brown, Florencio Varela y Lomas de Zamora.


Nori ya tiene número de matrícula y empadronamiento.