Volver a sección

Información general

A 20 años de una tragedia que golpeó a Cañuelas

En abril de 1998 fallecieron tres jóvenes de nuestra ciudad, entre ellos la docente Rita Teerink. El jueves se realizó una misa en su memoria.

 Rita Teerink y su hermano Pablo.

Domingo 19 de abril de 1998. En un accidente automovilístico ocurrido en la Ruta Provincial Nro. 30, en cercanías de Tandil, fallecieron tres jóvenes de Cañuelas, entre ellos Pablo Teerink, de 25; y su hermana Rita Teerink, de 28. En el Fiat UNO que impactó contra un tren de cargas también viajaba la joven de Lobos Karina Alejandra Tulli, de 23 años.

La noticia conmocionó a la población de Cañuelas, ya que las víctimas integraban familias ampliamente conocidas de la comunidad.

El impacto fue especialmente duro en el ámbito docente, dado que Rita (maestra jardinera egresada del Instituto de Formación Docente 107 de la Escuela Estrada y maestra titular del Jardín Nro. 909) era sumamente apreciada entre sus colegas.

A la par de su carrera docente inició una escuela de aerobic en un salón de la calle Independencia. Su vocación por la atención de los niños discapacitados la llevó a dar clases sin cargo en el Hospital Especializado Dardo Rocha de Uribelarrea y en el Grupo SOL.

Esta semana su madre, Inés Figueroa, organizó una misa en memoria de los jóvenes en la Iglesia Nuestra Señora del Carmen.  

“Sé que Cañuelas no los olvida. El hecho de que las amistades los sigan recordando, que la gente los siga teniendo presente, es lo que me hace vivir”, dijo Inés.


Rita Teerink.