Volver a sección

Educación

Sin clases en un jardín por falta de gas

El jardín de infantes de Uribelarrea interrumpió su actividad por falta de suministro. La situación se regularizó tras la intervención de la cooperadora.

 

Por demoras en la recarga del zeppelin, el Jardín de Infantes 903 "Ceferino Namuncurá" de Uribelarrea no dictó clases este miércoles en tanto que ayer, martes, no funcionó el servicio de comedor al que concurren más de cien chicos.

"Desde el 15 de mayo está hecho el pedido de recarga, pero el martes 7 aún no habían venido el camión. Quienes se tenían que ocupar de esto no se ocuparon en tiempo y forma. Desde el Consejo Escolar nos dijeron que los camioneros estaban de paro, pero no era real. Recién este miércoles vino el camión, gracias a la intervención de la Asociación Cooperadora, que se movilizó" dijo a InfoCañuelas una persona allegada a la institución.

En lo que respecta al comedor, algunas madres salieron de emergencia a comprar alimentos en una rotisería, ya que no había gas para la calefacción ni el funcionamiento de la cocina.

El reclamo de las madres es que los pedidos de gas se hagan con la necesaria antelación para evitar nuevas interrupciones en el dictado de clases.

EXPLICACIONES DESDE LA COOPERADORA

Patricia Ferrero, integrante de la comisión cooperadora, explicó que "las clases se suspendieron por falta de suministro de gas, pero esto se debe a un problema de la empresa proveedora. La directora realizó el pedido en tiempo y forma, como así también el Consejo. También se hicieron reclamos reiterados para tratar de no llegar a la instancia que se llegó. Al no tener respuestas por parte de la empresa, algunos miembros de la Cooperadora solicitaron los datos para insistir con los reclamos, se colaboró con la institución para poder contar con el gas lo antes posible y así fue que el día miércoles llego el camión con el combustible."

"El día martes lo que se hizo por parte de la cooperadora en conjunto con la directora fue ayudar para que no se suspendan las clases, se llevaron pavas eléctricas y estufas para poder contar con el desayuno y merienda y se solicitó a la panadería empanadas para el almuerzo de los niños."

 "Esperamos esto no  vuelva a suceder  ya que deseamos que nuestros niños concurran la mayor cantidad de días posibles al Jardín donde son tratados con tanto cariño y dedicación por su personal."

INFOCAÑUELAS