Volver a sección

Educación

Se abre una escuela para no videntes

Comienza a funcionar hoy en la sede de un gremio. Fue organizada por los padres, ante la falta de respuestas del Estado.

Un grupo de padres de nenes con diversas dificultades visuales organizó una escuela que comenzará a funcionar este martes en el local del gremio Fesimubo, en 12 de Octubre 958.

Estará a cargo de la docente Lorena Garmendia y funcionará por ahora dos días a la semana: los martes y jueves de 16.30 a 18.30, abierta a niños ciegos o con disminución visual.

Esta nueva propuesta educativa fue encausada por los propios papás ante la falta de respuestas de las autoridades educativas del área de Inspección.

"Desde hace mucho tiempo estamos pidiendo que nuestros hijos tengan una igualdad de oportunidades, como cualquier otro chico. Como no hemos tenido una respuesta, decidimos abrir nuestra propia escuela para ver si de esa forma las autoridades nos escuchan. Ya no podemos esperar más. Mi hijo está sin escolarizar desde hace dos años", contó Alicia Palavecino, la mamá de Rubén, una de las iniciadoras del proyecto junto a Soledad Hidalgo.

Por ahora el servicio cuenta con cuatro inscriptos, aunque la idea es incorporar más niños e incluso adolescentes y adultos. En una primera etapa se les enseñará cómo valerse por sí mismos. Luego se iniciará la enseñanza del Braille.

"Esta solución es sólo transitoria. Pretendemos que nuestros chicos puedan ir a una escuela todos los días y con un horario completo, pero para eso hace falta que la Dirección General de Escuelas cree el servicio", concluyó Alicia.

CENSO EN MARCHA

ANUS, una organización no gubernamental de Cañuelas que trabaja en la asistencia a chicos con enfermedades crónicas, puso en marcha un censo para determinar la cantidad de niños ciegos o disminuidos visuales que hay en el distrito.

Los datos están siendo recogidos por Silvia Ivroud, teléfono (02226) 15 60 2116.

INFOCAÑUELAS