14 de junio. Cañuelas, Argentina.

weather 24º

Quejas por el servicio alimentario en la Escuela Nro. 34

Alumnos reciben porciones crudas y escasas. Una tarta contenía restos metálicos.

Imagen ilustrativa.

Imagen ilustrativa.

Mucha disconformidad hay en la comunidad educativa de la Escuela Nro. 34 del barrio Libertad por la pésima calidad de las viandas que suministra la empresa contratada por el SAE (Servicio Alimentario Escolar). De acuerdo a los testimonios recogidos por InfoCañuelas, los chicos reciben sándwiches con una ínfima cantidad de fiambre y tartas crudas o sin relleno, en algunos casos contaminada con residuos metálicos.

Si bien la escuela cuenta con cocina propia para elaborar los alimentos, el funcionamiento se encuentra suspendido debido a una obra de ampliación edilicia en baños y otras dependencias. Por lo tanto el SAE que coordina la ex consejera escolar Lilian Furia contrató a una empresa del km. 50 de la Ruta 3 para proveer la comida ya elaborada.

“Como la escuela está en obras tuvimos que contratar proveedores que traigan viandas. Lamentablemente no estamos dando con el proveedor justo. Hubo quejas por la comida y por eso ahora al mediodía se llamó a otro proveedor que está a prueba. Llevó una comida distinta para que los chicos pudieran comer. Si la comida que llevó hoy no es de calidad, también lo vamos a suspender. Estamos trabajando para corregir esto”, explicó la funcionaria ante un llamado de InfoCañuelas.

La directora del establecimiento, Virginia Pedano, no quiso explayarse sobre la situación: “Tenemos la escuela en obras, la cocina no se puede utilizar y por eso estamos recibiendo viandas, pero no puedo dar más información sin autorización de mis superiores”, indicó.

Quienes sí se expresaron fueron algunas madres que hablaron con InfoCañuelas. Refirieron que las últimas viandas servidas a sus hijos eran “una porquería”; que los sándwiches contienen apenas “media feta de paleta y media de queso”; que las tartas son “crudas o sin relleno” y que en una oportunidad se encontró dentro una tarta “un gancho grueso de metal de esos que se usan para embutir la paleta o la mortadela”.

“La comida viene fría, dura, a veces cruda y las porciones son minúsculas. El otro día un chico de segundo año de la mañana quería repetir porque le dieron muy poquito, pero le dijeron que no, que era lo que había. Todos los chicos se están quejando pero lamentablemente los padres no se mueven ni dicen nada. Dejan los chicos en la puerta y que coman lo que les dan” lamentó otra mamá que habló con este portal.

“La excusa que están poniendo es que la cocina no se puede usar por las obras, me pregunto por qué no hicieron las obras de la cocina durante los meses en que no hubo clases”, añadió.

Cabe destacar que la escuela 34 es de doble jornada y por lo tanto la comida que reciben dentro del establecimiento es fundamental para su nutrición diaria. Incluso los chicos del secundario del turno noche muchas veces reciben la comida que no se consume durante la doble jornada de primario.

Desde 2020 el Servicio Alimentario Escolar (SAE) pasó de la órbita del Consejo Escolar al municipio, por lo tanto la compra de los alimentos y el trato con los proveedores es responsabilidad municipal. 

Esto no significa que el Consejo Escolar presidido por Sandra Cardozo perdió la obligación de controlar el servicio. Los consejeros deberían recorrer las escuelas para garantizar que el servicio alimentario sea de calidad.
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas