Volver a sección

Educación

Padres de la Escuela 6 protestaron en el Consejo Escolar

Exigen que los consejeros visiten el establecimiento para verificar los problemas de infraestructura.

 Recamo este lunes a las 11.

Un numeroso grupo de padres de la escuela primaria Nro. 6 se concentró esta mañana frente al Consejo Escolar de Cañuelas ante los problemas de inseguridad e infraestructura que atraviesa el viejo edificio escolar de Máximo Paz.

Los reclamos se originaron a partir de los dos robos que sufrió el establecimiento en sólo 15 días, pero van más allá de esa situación puntual: sostienen que hay varios problemas edilicios que ponen en riesgo a los chicos.

Luego de varios minutos de permanencia frente a la sede de la calle Lara, algunos padres fueron recibidos por los consejeros.

“Les planteamos que así como está el establecimiento, los chicos no tienen seguridad. Hay un paredón que se despegó de la pared y se va a caer. Hay un caño que pierde agua desde hace dos meses y hay un árbol en el medio del patio cuyas raíces levantaron todo el piso”, describió Gisela Mendieta, madre de un alumno.

En estos días el edificio está en obras para la reparación del techo, lo que obligó a clausurar algunas aulas y usar otras en forma rotativa.

“Como las aulas no alcanzan algunos grados tienen clases y otros no. Esta semana le toca a cuarto, quinto y sexto los días lunes, miércoles y viernes; mientras que segundo y tercero tendrá clases el martes y jueves. La semana que viene va a ser al revés. Están perdiendo un montón de días de clases. Nos dijeron que las obras van a durar dos meses, pero no sabemos si van a cumplir los plazos o si van a tardar más”, lamentó Gisela.

Sobre el tema de la seguridad, explicó: “Hicimos el reclamo ante los consejeros porque las alarmas no funcionaban, estaban inhabilitadas. Fue por eso que robaron dos veces. Los directivos de la escuela dicen que era culpa del Consejo Escolar y en el Consejo Escolar dicen que era culpa de la escuela. Se tiran la pelota entre ellos”.

Como síntesis de la reunión, los padres pidieron que el próximo viernes concurran al edificio tanto los consejeros como los inspectores de infraestructura. “Los vamos a esperar a las 9 de la mañana. Lo único que están reparando es el techo, pero hay un montón de otras falencias. Ellos dicen que está todo bien, pero nosotros, que no somos arquitectos, nos damos cuenta de que hay riesgos edilicios”.

“Si el viernes no se presentan, el lunes 27 vamos a volver al Consejo Escolar”, concluyó.